lunes, 14 de mayo de 2018

Algunas celebridades en su juventud o niñez

Milla Jovovich

Emma Watson

Alan Rickman

Lady Gaga

Daniel Radcliffe

Beyoncé

¿Que pasa con las fotos de presos en EEUU?







Los rusos aman a sus alfombras







La nueva moda es tatuarse la columna vertebral







Humor (des)ocupado







La ley de la física que te controla y puede ayudarte a mejorar tu vida

¿Por qué la forma de un cactus es la ideal para vivir en un hábitat sin agua? ¿Por qué muchos ríos forman meandros al avanzar hacia su desembocadura?

Hay una teoría física que lo explica. En realidad no solo explica estas cosas, sino que lo explica potencialmente todo: el comportamiento de cualquier ente en movimiento, ya sea animado o inanimado.

Se trata de una ley física bastante reciente y aún poco conocida por el público: se llama ley Constructal y la formuló en 1996 el profesor estadounidense de ingeniería mecánica Adrian Bejan, de la Universidad Duke de Carolina del Norte.

Bejan quiso hacerla más accesible para las masas en su libro "La física de la vida: la evolución de todo", publicado en 2016.

¿Pero cómo puede explicarlo potencialmente todo?

Todo fluye bajo el mismo principio
La esencia de esta teoría es que todo proceso en movimiento, da igual si es algo vivo, como una planta, un río o algo más intangible o inanimado, como una ruta migratoria o la comunicación entre computadoras, todo avanza hacia una mayor eficacia.

En ese avance se producen cambios morfológicos y ajustes que responden al mismo principio de optimización, de evolución hacia algo mejor.

Y eso, según escribió Bejan en su libro, se aplica a flujos tan dispares como "el tráfico en la ciudad, el transporte del oxígeno en los pulmones y la fluidez del pensamiento rápido y lento en la arquitectura del cerebro".

Bejan dice que toda la naturaleza está formada por sistemas de flujos que cambian y evolucionan sus configuraciones con el tiempo para fluir mejor.

Así, según la ley Constructal, la tendencia es siempre hacia una fluidez más fácil, y con el tiempo los flujos se hacen más grandes. Y cuanto mayores los flujos, más inherentemente eficaces son.

¿Ley o teoría?
En la física hay muchas teorías, tantas como la mente quiera imaginar, pero pocas leyes.

Una ley debe explicar o resumir un fenómeno universal, como las leyes de la dinámica de Newton.

Además, según el ingeniero, una ley debería ser "obedecida" por cualquier sistema imaginable: cuerpos, ríos, máquinas.

Las teorías, en cambio, son predicciones sobre cómo algo debería ser, y están basadas en una ley.

Para Bejan, la ley Constructal explica el funcionamiento de cualquier sistema dinámico y es el motor de campos tan distintos como la evolución, la ingeniería o el diseño.

A él mismo le llegó la inspiración mientras diseñaba el sistema de refrigeración de computadoras portátiles: se dio cuenta de que los conductos se ramificaban como si fueran árboles y a partir de ahí nació el concepto de su ley.

Ahora su propuesta Constructal está ganando aceptación en los círculos científicos, y según le dijo Bejan a la revista National Geographic en 2016, no ha sido refutada en las publicaciones especializadas.

De hecho el estadounidense acaba de recibir la prestigiosa medalla Benjamin Franklin, en parte por su "teoría constructal, que predice el diseño natural y su evolución en los sistemas de ingeniería, científicos y sociales".

Según el ingeniero mecánico, entender mejor esta ley podría ayudarnos a anticipar cambios, por ejemplo en las dinámicas sociales, en los gobiernos o en la economía.

¿Y cómo puede mejorar tu vida?
Si una dinámica se vuelve más eficaz cuanto más fluida y libre es, entonces la moraleja para nuestras vidas bien podría ser "no te pares".

Bejan, que nació y creció en Rumanía bajo un gobierno comunista, se reconoce como un optimista.

Su ley Constructal aplicada de una manera práctica a nuestro día a día, a nuestro trabajo, sugiere que cuanto más libres, flexibles y dinámicos nos volvamos, más eficaces seremos.

Por el contrario, la inacción interrumpiría el flujo y detendría ese proceso de optimización natural.

Según dijo Bejan hace unos años en declaraciones a la revista Forbes, su teoría tiene incontables aplicaciones "porque pone el diseño biológico y la evolución dentro del campo de la física, junto a todo lo demás que hasta ahora no tenía cabida bajo el paraguas de la 'ciencia dura': la economía, las dinámicas sociales, los negocios y el gobierno".

Una de las frases que más le gusta repetir al ingeniero en charlas y entrevistas, que también es recurrente en sus libros, es "la libertad es buena para el diseño".

Así que el mensaje es fluir más y mejor para ser mejores.



¿Por qué ha vuelto a crecer el envío de SMS?

Los smartphones “han matado” muchas cosas o, por lo menos, han complicado la vida a esos negocios y productos. Hablamos de las cámaras de fotos compactas, los GPS para el coche… y los mensajes cortos o SMS. Hace unos años eran los auténticos protagonistas, pero entonces llegaron los smartphones, WhatsApp y otras aplicaciones para dejarlos en el olvido. Sin embargo, el envío de SMS vuelve a crecer después de 9 años ¿por qué?

Según podemos leer en elEconomista, se ha producido un repunte en el uso de los SMS según las estadísticas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Este se produce después de nueve años seguidos de caídas de tráfico e ingresos de este mercado que ya se consideraba muerto y enterrado (pese a los intentos de Google o los operadores por resucitarlo a su manera).

Los SMS vuelven a repuntar después de 9 años
El repunte de los SMS se registró durante el último trimestre de 2017 y está relacionado directamente con el tráfico offnet, es decir, el generado por el envío de mensajes cortos de texto entre diferentes operadores. Este milagro pasa por los envíos automatizados de SMS que realizan las empresas a sus clientes.

Un simple vistazo a la aplicación de mensajes de nuestros teléfonos móviles nos permite constatar esta realidad. La clave para una operación en el banco, mensajes de confirmación, autenticación en dos factores con SMS, promociones de empresas, avisos de bonos agotados, recordatorios de citas…

Los SMS se han convertido en un servicio vital para muchas otras empresas, lo que está provocando un aumento en su tráfico y facturación. Evidentemente, los envíos entre particulares siguen cayendo, pero estos envíos automáticos pueden llegar a convertirse en una salida para los SMS, que se resisten a morir y desparecer para siempre.

La tendencia global del mercado habla de una caída del 2,7% en tráfico y el 18% en ingresos. Para que nos hagamos una idea, el mercado de los SMS superaban los 1.600 millones de euros en el año 2016 con un gasto anual per cápita superior a los 40 euros. A finales de 2017, ese gasto es de 2,6 euros al año. Esto refleja perfectamente la caída a los infiernos de los SMS que han visto, en los envíos automatizados, una forma de seguir siendo relevantes.



Trump levanta el bloqueo a ZTE

La empresa fabricante de teléfonos ZTE no ha pasado por sus mejores días. Después de que Estados Unidos anunciase la prohibición de que la compañía usase componentes americanos en sus dispositivos, ésta anunció que iban a paralizar toda su actividad porque no tenían componentes con los que fabricar los dispositivos. Por suerte, Trump ha entrado en razón.


Trump afirma que van a apoyar a ZTE para que no quiebre
A través de un tweet, Donald Trump ha informado que ha ordenado al Departamento de Comercio que ayuden a ZTE a volver a flote. Esta prohibición se instauró porque ZTE había vendido móviles con hardware americano a países como Irán o Corea del Norte, algo que está prohibido por la normativa comercial de Estados Unidos. En el caso de Irán, había realizado incluso acuerdos con operadores.

Como cualquier fabricante de móviles, ZTE depende de empresas americanas para fabricar sus dispositivos. En concreto, un tercio de sus componentes los obtienen de Qualcomm y de Intel, por lo que este bloqueo los echaría directamente del mercado hasta que pudieran encontrar chips sustitutivos de empresas no estadounidenses, como MediaTek. Además, la duración del bloqueo era de 7 años.

ZTE es uno de los mayores fabricantes de equipamientos de red del mundo, así como también tiene una amplia presencia en el sector móvil. Actualmente cuenta con 70.000 empleados, y sus routers son utilizados por diversos operadores españoles, tanto para ADSL como fibra.

Trump, probablemente, desconocía los efectos adversos que podía tener en la empresa la prohibición de utilizar componentes americanos, ya que Qualcomm tiene en su poder elementos que hoy en día son imprescindibles equipar en un móvil, y hasta la propia Apple que no quiere equipar nada de ellos se ve obligada a hacerlo. Este año podrían prescindir de componentes de Qualcomm gracias a Intel.

Por ello, Trump anunció en Twitter que estaba trabajando con el líder chino, Xi Jinping, para que la compañía vuelva a funcionar correctamente para que “no se sigan perdiendo puestos de trabajo en el país”, aunque la compañía no había anunciado ningún despido y los trabajadores seguían yendo a trabajar “aunque no tenían mucho que hacer”.

ZTE ya solicitó que se eliminase la prohibición de obtener componentes de Estados Unidos durante siete años, ya que de no tener los chips la compañía tenía los días contados. Actualmente tienen suficiente efectivo para seguir operando y manteniendo los acuerdos con otras empresas, pero si la situación se demora mucho las consecuencias podrían ser peores.

La situación entre Estados Unidos y China es bastante tensa, ya que hay desatada una guerra comercial del primero contra el segundo para evitar que aumenten su presencia empresarial en Estados Unidos. De ahí se han tomado decisiones como evitar que Broadcom comprase Qualcomm, o que Huawei venda sus móviles a través de AT&T.




¿Cuántos minutos debe durar el sexo?

“Lo poco gusta y lo mucho cansa”, o mejor aún: el punto intermedio es la mejor opción, que así hay para todos. Siempre hay prejuicios sexuales que dan que hablar: el tamaño, la destreza, el sexo oral, el orden de las cosas… Y el tiempo. Pero lo cierto es que la satisfacción no tiene por qué llegar después de una hora, ni de media, ni de un cuarto. Sigue leyendo.

NO MIRES EL RELOJ
Cuando estás con los cinco sentidos en la cama, los minutos no existen. Pueden pararse en plena excitación mental y llenarse de placer con cuenta gotas. Esos momentos que se hacen eternos se perciben así porque se disfrutan al máximo (eso sí que es un mindfullness en condiciones).

Cuando tenemos relaciones sexuales de calidad, la concentración es plena. Y lo que es un minuto en la vida real, parecen diez en tu cuerpo.

ECHA LA VISTA ATRÁS

¿Recuerdas tu mejor último encuentro sexual? ¿O los cinco mejores? ¿Cuánto duraron? Está demostrado que cuanta más carga erótica haya y más ganas de fundirte con la otra persona, más rápido acaba todo. Pero se disfruta el proceso y el orgasmo plenamente. En ese momento, nadie controla la hora.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS
Un estudio del Journal of Sexual Medicine está de acuerdo con el punto anterior, y menciona que el tiempo promedio suficiente para una relación sexual oscila entre los 5 y los 7 minutos. Hay que matizar que la muestra era heterosexual.

JUEGOS PREVIOS, APARTE
Son una parte fundamental y en ellos se emplean más minutos que en coito, en concreto unos diez. Precalentar el horno siempre es necesario para lo que viene después, así que esos siete minutos van siempre aparte. Por si ya pensabas  ir directamente al grano.
CAMINO HACIA EL ORGASMO
La razón de que el coito deba durar ese tiempo es la excitación acumulada en los preliminares, es lo que anticipa la llegada al clímax. Con el tiempo priman las relaciones de calidad, y estas no son otras que aquellas que acaban con sensación de plenitud sin importar el tiempo.




¿Para qué sirve el "Yoga Ocular"? y otras 15 preguntas curiosas y sus interesantes respuestas

¿Desde cuándo está prohibido que reinen las mujeres?

Las leyes sálicas, que las apartaban del gobierno y de la herencia de tierras, se remontan al siglo VI; en España, Felipe V estableció que no reinaran en 1713. Solo se revocó la decisión en periodos como el que abrió Fernando VII, en 1830, para que reinara su hija, lo que motivó el comienzo de las Guerras Carlistas.

¿Cuántos meteoritos caen al año?

Muchos más de los que puedas imaginar. Los meteoritos grandes son excepciones peligrosas y muy inusuales pero, según la NASA, cada día caen del cielo más de cien toneladas de polvo, grava y piedras procentes del espacio. Los fragmentos del tamaño de una canica son tan comunes que se calcula que puede haber uno en cada kilómetro cuadrado. Las chinitas espaciales de las dimensiones de un grano de arroz son hasta vulgares, seguramente haya varias en la azotea de tu casa. Una manera de localizar estos micrometeoritos es emplear un imán suficientemente potente como para atraer el níquel y el hierro que suelen estar presentes en estos cuerpos.

¿Cuántas de las estrellas que vemos ya están muertas?

Las mejores candidatas a desaparecer están situadas a unos 4.000 años luz de media. Y solo hay alrededor de 25 que puedan verse con el ojo desnudo en todo el cielo nocturno. Las posibilidades de que una de las estrellas que vemos ya no exista son pocas: se calcula que oscilan entre el 1 y el 10 por ciento.

¿Por qué recordamos mejor las caras que los nombres?

La memoria a corto plazo se alimenta de información auditiva, como demuestra el hecho de que planeemos el futuro inmediato mediante un diálogo interior. El material que forma la memoria a largo plazo es más visual, y eso nos permite recordar una cara durante años sin asociarle un nombre. Además, para retener un antropónimo hay que repetirlo muchas veces.

¿Por qué se apaga una cerilla al soplar, si eso le aporta oxígeno?

Sí, la combustión del fósforo se mantiene viva gracias al oxígeno que le aporta el aire. Pero la llama también necesita mantener cierta temperatura para no morir. Cuando el calor del aire alrededor de la cabeza de la cerilla desciende abruptamente, es difícil evitar que el fuego se apague. Y eso es lo que consigues con un soplido certero.

¿Cuántos elementos químicos deben su nombre a un científico?

Solo 16 personas pertenecen al club más exclusivo de la ciencia. Pero que pongan tu nombre a un elemento no solo es uno de los mayores premios a los que puede aspirar un científico, también es una manera de reparar injusticias históricas. Es lo que hicieron los científicos de la Universidad de Berkeley que, en 1955, produjeron poco más de una docena de átomos de un nuevo elemento. Lo llamaron mendelevio en honor a Dimitri Mendeléyev, quien organizó la química en la tabla de los elementos y no recibió el Nobel por ello.

El durísimo entrenamiento al que eran sometidos los niños, por el ejercito de Esparta

La educación espartana era muy diferente a la que recibían los jóvenes de otras ciudades estado. Esparta militarizaba la vida privada de los jóvenes hasta los 30 años. Su legendaria infantería se alimentaba de los extremos métodos de entrenamiento que recibían desde recién nacidos los hijos de Esparta.


Los ancianos de la tribu («los gerontes») decidían si los recién nacidos debían ser criados o, si su salud era mala, se les abandonaba en la ladera de la montaña. El ser apto para el combate solo era el primer paso. El primer paso en un proceso para alcanzar la plena ciudadanía y poder acceder a las magistraturas y a los cuerpos de élite. A los niños se les sometía a prácticas penosas, un método para endurecerlos que consistía, entre otras cosas, en bañarles en vino y alimentarlos con forraje.

Se recomendaba criarlos sin pañales que constriñesen su crecimiento o debilitaran su resistencia al frío y al calor. Pronto debían perder el miedo a la oscuridad. Una vez endurecidos, en torno a los siete años, empezaba la verdadera agogé (la crianza), donde el Estado apartaba a los niños de sus familias para someterlos a entrenamiento militar. El propio gobierno de Esparta asumía la tutela y la educación pública de los futuros soldados, para lo cual destinaba a funcionarios especializados.

La educación de los jóvenes a cargo del Estado
Como describe Nick Fields en su libro «Termópilas: la resistencia de los 300», el Estado organizaba a los niños en bandas («agelai»), supervisadas por magistrados, que incentivaban el liderazgo natural a través de la selección de cabecillas. Su vida era austera, espartana. Los jóvenes dormían sobre lechos construidos con juncos, cortados de las orillas del río Eurotas, y disponían de un solo manto para todo el año. Con el tiempo se acostumbraban al dolor. De hecho, la mayor parte del tiempo permanecían desnudos y mugrientos, porque raramente se les permitía bañarse.


Se les privaba de alimentos, obligando a los niños a robarlos en los campos locales. Esto era en sí una trampa, porque si pillaban a los niños robando se les castigaba con brutales castigos físicos. Es más, cualquier ciudadano podía castigar a los niños si así mejoraba su disciplina. El método preferente era el apaleamiento, que contaba con una suerte de ritual. El lugar de apaleamiento se encontraba ubicado en un bosque, puesto que era necesario un árbol vigoroso y robusto, al cual se le enganchaba una cadena y a ésta un palo. Lo que hacía el muchacho era agarrar este palo mientras otros dos de sus compañeros lo apaleaban. Esta acción se llevaba a cabo con varas de bambú, puesto que dolía, picaba y desgarraba la piel. Por si el muchacho se caía de agotamiento o de dolor había otros dos compañeros que se encargaban de levantarlo para que pudiesen seguir apaleándolo.

"Ethyka" el programa que evitará que la Inteligencia Artificial aprenda a "ser mala"

Hace un par de años, Microsoft tuvo que lidiar con un programa informático que se había corrompido: su criatura se había convertido en un bot xenófobo y homófobo. Tay, que así se llamaba, nació como un experimento de inteligencia artificial que buscaba «aprender» de la interacción con humanos en redes sociales. Se trataba de un chatbot, una de las tendencias tecnológicas en auge, que destaca por tener comportamientos autónomos en servicios digitales.

Con lo que no se contaba era en lo que se convirtió. El resultado fue catastrófico. Después de llamar «mono» a Barack Obama, el sistema «spameó» a los usuarios de la red Twitter e incluso animarles a para fumar marihuana delante de la policía. Un caos virtual que Microsoft no previó que se corrompería por la horda de «trolls» en la conocida plataforma de micromensajes. Los usuarios llevaron al sistema a su límite.

La incapacidad de la inteligencia artificial para discernir lo que estaba bien de lo que estaba mal provocó que Tay aprendiera lo que no debía y publicara tuits más que ofensivos. Al final, la compañía tuvo que eliminar parte de lo que el chatbot había adquirido antes de ponerlo en funcionamiento otra vez. Una situación que reabrió el debate acerca de los posibles peligros de la inteligencia artificial. La pregunta es obvia: ¿se puede enseñar a una máquina a diferenciar el bien del mal? Una empresa española cree que sí. De hecho, ha materializado esta idea en un módulo llamado «Ethyka».

Su proyecto, que aún se encuentra en una ronda de inversión, pretende resolver el problema de la posible corrupción moral de los sistemas de aprendizaje autónomo cuando se encuentran en contacto con humanos. «El inicio de esta idea llegó tras leer un artículo que decía que existían unos procedimientos elaborados por psicólogos para que personas que se habían quedado sin la capacidad de ética en el cerebro por un daño cerebral o porque habían nacido así, adquiriesen esta habilidad», cuenta Cristina Sánchez, cofundadora y directora general de Acuilae.

Con esta lectura en mente llegaron a la conclusión que si un profesional de la psicología podía plantear límites en el cerebro, por qué no lo podría hacer de la misma manera un módulo que se integrase en una IA. Una especie de «Pepito Grillo» dentro de un asistente virtual, un robot o un coche autónomo. Una conciencia dentro de la «inteligencia» de las máquinas que logre que no se salgan del redil. «Los asistentes virtuales acaban aprendiendo de las personas que interactúan con él, el modulo lo que hace es que si es bueno lo aprende, pero si es malo (un dilema moral) no lo aprendería», añade.

La plataforma funciona mediante tres niveles para analizar los dilemas que se produzcan. La fase de cerebro en la que se define el proceso de decisión de acuerdo a la ética humana y las funciones mentales morales. El segundo grado «es el diseño del funcionamiento del modulo de forma similar al del funcionamiento del cerebro (el diseño funcional)», explica la directiva. El diseño técnico o la arquitectura del módulo, por último, consta de ficheros, bases de datos y software.

Una gran «memoria»
Para entender cómo puede un software moderar las respuestas de un sistema hay que partir de la base de que todo lo que es inteligencia artificial está basado en unas cantidades ingentes de datos. El sistema de Google es capaz de identificar las fotografías porque ha sido entrenado con muchísimas imágenes. En el caso de diferir lo bueno de lo malo, su modo de entrenamiento son los dilemas éticos. «El prototipo está entrenado con dilemas éticos comunes aplicados a un chatbot, aunque los desarrolladores lo pueden personalizar para distintos ámbitos como la logística, leyes, educación, siempre aplicado a cada ámbito», subraya Sánchez.

El caso de este sistema es otro de los ejemplos de que la IA se halla en uno de los primeros escalafones de un largo camino. Por el contrario, la inexperiencia también supone un horizonte inexplorado de ideas donde las investigaciones dirigidas a las personas igualmente pueden tener cabida en esta área en crecimiento, como puede ser la incorporación de la ética a la robótica y a los dispositivos.




El peligroso "síndrome de la familia quemada"

Trasladar los problemas del trabajo a casa y hacer del estrés laboral un problema familiar es algo más que habitual en la dinámica de la sociedad en la que nos encontramos. 

Actualmente el síndrome del «burnout» o del trabajador quemado afecta a tres de cada diez familias. Una de las características de este problema es que los afectados no son capaces de desconectar en el hogar de los problemas del trabajo y afecta tanto a su salud física/mental como a la vida personal.

Si a los problemas de trabajo se suma el estrés familiar por los horarios de los niños, las tareas del hogar y la poca conciliación de la vida personal y laboral al final todo se convierte en una carga más en la mochila del estrés.

«Para personas con alto nivel de estrés laboral y personal, de diez a veinte minutos diarios de mindfulness pueden suponer una diferencia significativa», según esta especialista de Mente y Vida. De hecho, las prácticas de meditación en las empresas se combinan con diferentes propuestas de prácticas de mindfulness que pueden realizarse en el hogar.

Los síntomas del exceso de trabajo son, según Villorejo, los siguientes:
  • Problemas con la familia: Sin duda donde primero se nota el exceso de trabajo es en la convivencia familiar. Falta de horas con la familia o cuando se llega a casa estar de mal humor y cansado.
  • Despertador automático: Uno de los claros síntomas es la falta de sueño. El exceso de trabajo perturba los ciclos del sueño. Despertarse automáticamente pronto los fines de semana es un síntoma de alerta.
  • Excesos de cafeína: Para mantenerse despiertos y en continua situación de alerta los trabajadores con exceso de trabajo suelen recurrir a la cafeína.
  • Aumento de peso: Según datos de Mente y Vida siete de cada 10 trabajadores pasan más de 5 horas sentados trabajando. No tener unos niveles de actividad física mínimos hace que el cuerpo aumente repentinamente de peso.
  • Dolor de cuerpo: El sedentarismo, la falta de actividad física en el trabajo o las malas posturas en el trabajo hace que el cuerpo se resienta. Cada vez son más comunes las enfermedades del trabajo: tortícolis, tendinitis, y otros dolores en los dedos, la espalda, muñeca y hombros.
Cómo superarlo en familia
Recupera el control de tu vida. Busca unas metas en tu vida, fija unos objetivos.
  • Lleva una vida saludable: evita la mala alimentación o la falta de sueño. Hacer ejercicio ayuda también a recuperar el control.
  • Busca motivaciones: Trata de hacer tareas que traigan consigo una recompensa para ti y los tuyos.
  • Elimina el estrés: Es vital para recuperarte del burnout. La meditación y el mindfulness sin duda ayudarán a conceder la importancia a cada cosa. Divide las grandes tareas en otras más pequeñas. Busca tiempo para hacer cosas relajantes para ti.
  • Los beneficios del mindfulness son múltiples: reduce el estrés, mejora la concentración, es un método excepcional para mejorar la gestión de las emociones y desarrollar habilidades como la inteligencia emocional, el liderazgo o la creatividad.