jueves, 3 de mayo de 2018

Porque exagerar a veces es bueno: 480 imágenes curiosas, divertidas y WTF!







Palabras que la familia real británica no puede usar (y cosas que no puede comer fuera de su casa)

Las restricciones para la familia de la corona británica pueden parecer estrafalarias, pero todas están pensadas para seguir un estricto protocolo que lleva cientos de años. Pero las costumbres impactan tan fuerte en esta familia que incluso el lenguaje es un campo de batalla.

Así como “rojo” y “colorado” denotan diferencias sociales en nuestro país, de acuerdo a un libro de la antropóloga social Kate Fox, hay algunos términos que la familia real no puede decir para diferenciarse de los “comunes”.

“Dulce” y “postre”

El final de una comida se llama “pudding” para la realeza y las clases más altas. Algunos incluso lo acortan y dicen ” pud”. Los otros términos son inaceptables, según dice la antropóloga en su libro “Las reglas escondidas del comportamiento británico”.

“Disculpa”
Algunos pensarían que suena educado decir “pardon”, pero no según esta antropóloga. Las clases altas como el príncipe William y Kate Middleton dicen “sorry”, lo que equivale a “perdón”, en inglés.

“Baño”
Aparentemente, la palabra “toilet” (baño) hace que las clases altas se retuerzan. El término correcto es “inodoro” (loo).

“Perfume”
Es una “esencia”.

“Mamá” y “papá”
Solo los comunes se refieren a sus padres de esa manera, pero la clases altas dirán “mami” y “papi” cuando hablan y cuando se refieren a ellos será “madre” o “padre”.
 “Sillón”
¿Por qué? No lo sabemos exactamente, pero en su lugar se refieren a ese mueble como sofá (Sofa).

Sala de estar
En el castillo hay muchas salas de estar, así que no se refieren a ellas así, especifican un poco más, por ejemplo: 'salón de música', 'salón de arte' y cosas por el estilo.

Esas estrictas costumbres llegan al punto de que el listado de comidas y alimentos que tienen que eliminar de su dieta cuando están ‘de servicio’ es extenso.

No a los mariscos
La respuesta de un restaurante a una ‘influencer’ que pedía comer gratis: “Pídele dinero a tu padre”
Según se han hecho eco medios británicos, como BBC o The Independent, sobre las normas de protocolo culinarias de la familia real, si hay un grupo de alimentos que tienen estrictamente prohibido comer fuera de casa son los mariscos.

La razón es bastante sencilla: muchos de ellos se comen crudos, lo que aumenta el riesgo de intoxicación. El vibrio vulnificus, por ejemplo, un tipo de bacteria que contamina las ostras y que desarrolla en humanos una enfermedad llamada vibriosis, puede llegar a ser incluso letal. De ahí que, antes de que se genere un drama –y vistos los casos de contaminación por dicha bacteria que azotaron a las ostras del Pacífico el pasado mes de noviembre–, sea mejor prevenir antes que curar.

No a la carne cruda
Algo parecido sucede con la “raw meat”, carne cruda en inglés. Otra de las cosas que ningún miembro de la realeza británica puede tomar en público, al menos que haya sido preparado por su chef personal. La explicación se corresponde, una vez más, con el riesgo de intoxicación.

Las enfermedades más comunes son la toxoplasmosis, triquinosis, Salmonella, Listeria y E. coli. Y no estamos exentos de peligro aunque la carne que consumamos se someta a muchos controles.

No al agua del grifo o a las aguas minerales desconocidas
Antes de las visitas reales, cuando la “british royal family” viaja al extranjero, normalmente el Palacio de Buckingham suele advertir a los anfitriones sobre los gustos y disgustos reales. Los requisitos normalmente prohíben las flores de color malva –al parecer no le agradan nada a Su Majestad–, los edredones y las aguas minerales extranjeras.

También se prohibe el agua del grifo y, aunque no se da una razón concreta, la hipótesis que barajan los medios británicos es –otra vez– el riesgo de intoxicación. Todas las precauciones son pocas para evitar cualquier error que pueda obstaculizar las apretadas agendas de la familia real.

Otras curiosas prohibiciones
El ajo, las pastas largas o las salsas elaboradas con tomate son algunos de los platos e ingredientes que, según han confirmado en alguna ocasión los chefs del palacio presidencial italiano, se pide omitir de las cenas y comidas oficiales cuando la Reina de Inglaterra visita el país.

Aunque el té no falta en ninguna de sus visitas. Pero visto lo visto, ¿viajará Su Majestad con su propia agua mineral para poder prepararlo a su gusto?




Actores maquillados e irreconocibles para sus películas

Daniel Radcliffe, "Horns "

Charlize Theron, "Monster"

Cate Blanchett, "Manifesto"

Bill Skarsgard, "It"

Margot Robbie, "Suicide Squad"

Sam Worthington, "The Titan"

Las mujeres SIEMPRE van a vivir mas que los hombres...







Se nota el esfuerzo pero lo tuyo no es el photoshop







"Pequeños errores de construcción"







Humor ofendido







¿Para qué quiere Facebook reconocer mi cara?

18 de junio de 2012. Facebook adquiere una compañía ubicada en Tel Aviv, llamada Face.com, que había desarrollado una plataforma de reconocimiento facial para identificar imágenes en web y aplicaciones móviles. La empresa israelí fue capaz de etiquetar, antes de ser adquirida por la Red Social de Zuckerberg, más de 18.000 millones de caras.

Casi al mismo tiempo que se hace con Face.com, Facebook compra FacioMetrics, que desarrolló un sistema que aplica los avances en inteligencia artificial (IA) para analizar imágenes de rostros en aplicaciones móviles, e incluso en la identificación de las emociones que éstos transmiten. Con el software de FacioMetrics se puede saber si el usuario está triste o alegre al tomar una fotografía y analizar los diferentes parámetros del rostro humano.

FacioMetrics se creó en el seno de la Universidad Carnegie Mellon, y desarrolló algoritmos de visión artificial y aprendizaje automático capaces de detectar siete emociones diferentes en los rostros de las personas a través de sus fotos.

Con estas dos adquisiciones, Face.com y FacioMetrics, y alguna más como Masquerade, Facebook desarrolla DeepFace, un sistema de reconocimiento facial combinado con deep learning o aprendizaje profundo. Con DeepFace, que utiliza una red neuronal de 9 capas y 120 millones de conexiones, Facebook es capaz de identificar los rostros humanos en las imágenes digitales. El sistema tiene un 97% de aciertos, comparado con el 85% del sistema de reconocimiento de imágenes que utiliza el FBI.

DeepFace no solo conecta el rostro de una persona con su nombre, sino que literalmente puede encontrar una aguja en un pajar y hallar una cara en una imagen que contenga miles de rostros diferentes. Según los expertos, el cerebro humano es sólo un 28 por ciento más preciso que el programa de reconocimiento facial desarrollado por Facebook a partir de las compañías que adquirió.

Facebook está lejos de ser la única empresa que se ha aventurado a reconocer a sus usuarios con reconocimiento facial. También lo hacen Apple, Google, Samsung. Microsoft o Huawei, por ejemplo. Y lo que hay que preguntarse es cual es la verdadera finalidad de requerir a los usuarios que acepten y autoricen el reconocimiento de sus caras.

Facebook ya se ha enfrentado a la resistencia a DeepFace. En Europa estaba prohibida, pero desde mediados de abril los usuarios de la Red Social son preguntados por si quieren autorizar el reconocimiento facial cuando abren su feed. Y surgen a partir de aquí las interrogantes de los usuarios, cuando todavía está muy reciente el escándalo de Cambridge Analytica que ha llevado a Zuckerberg al Congreso de Estados Unidos para dar explicaciones acerca de la cesión de datos de millones de clientes a terceras empresas.

¿Dónde se almacenan los datos de las caras reconocidas por DeepFace? ¿Quién puede acceder a ellos? ¿Qué hace Facebook con las imágenes de sus clientes? ¿El reconocimiento facial funciona sólo cuando está abierto Facebook o también cuando están abiertas otras aplicaciones? ¿Se podría usar el reconocimiento facial para identificar a alguien que participa en una protesta legal? Seguro que Facebook es capaz de contestarlas y tranquilizar a sus clientes, si es que no lo están.




Las 5 enfermedades mas comunes entre las mujeres

1. Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida progresiva de la masa que conforma los huesos y por tanto, reduce la calidad y fortaleza de estos y aumenta el riesgo de fracturas.

Es más común en mujeres, principalmente por dos motivos: por un lado, las mujeres acumulan una menor densidad ósea que los hombres, por lo que es más fácil que lleguen a la fragilidad. Por otra parte, después de la menopausia, la velocidad de pérdida mineral ósea se acelera.

Según el último informe presentado por la Organización Médica Colegial de España, la osteoporosis es la enfermedad metabólica ósea más frecuente en los países occidentales. Se calcula que actualmente la padecen más de tres millones de españoles. De hecho, ha sido catalogada como la “epidemia silenciosa del siglo XXI”.

La prevalencia de la enfermedad aumenta de forma progresiva con la edad. Por ejemplo, en España, la padecen el 35% de las mujeres mayores de 50 años, mientras que el porcentaje de incidencia en hombres con la misma edad apenas llega al 8%. A pesar de los elevados índices, menos del 30% de los pacientes con osteoporosis han recibido un diagnóstico y menos del 10% llegan a tratarse.
Tratamiento y prevención de la osteoporosis
Actualmente, los tratamientos más frecuentes para su control y prevención son los antiresortivos, por csu capacidad de reducir el riesgo de fracturas óseas. También se han implantado fármacos reconstructores de la masa ósea como los bifosfonatos e incluso, se está investigando cada vez más la implantación de nuevas terapias hormonales.

Pero en el día a día también existen buenas prácticas para prevenir los síntomas de la osteoporosis. Entre estas, se recomienda incluir el calcio y vitamina D en la dieta, practicar ejercicio y deporte con frecuencia, y evitar el consumo de tabaco y alcohol.

2. Infecciones urinarias

Las infecciones urinarias son otras de las enfermedades más frecuentes desarrolladas en mujeres. Estas pueden producirse en diferentes puntos del tracto urinario, desde la vejiga, hasta riñones, uréteres y uretra. Se calcula que hasta un 50% de las mujeres puede presentar una infección de este tipo a lo largo de su vida. Las más frecuentes son aquellas provocadas por bacterias que se introducen en la vejiga y que, si no reciben tratamiento, podrían propagarse hacia los riñones.

La infección urinaria puede deberse a aspectos tan simples como una mala higiene puntual, consecuencias de enfermedades (como la diabetes o el cáncer), hasta el uso de tampones y compresas. Estos productos de higiene tradicionales están en contacto (o introducidos en ocasiones) en el área vaginal, por lo que pueden ser objeto de crecimiento bacteriano.

Uno de los síndromes derivados de este tipo de infecciones es el llamado Síndrome del Shock Tóxico. Aunque es muy poco frecuente, sus efectos pueden ser especialmente graves. Es provocada por bacterias de la familia Staphilococcus, que liberan sus toxinas al sistema circulatorio provocando numerosos síntomas: dolores de cabeza, fiebre, vómitos, afectación renal y cardíaca…e inloso, la muerte. Esta enfermedad se ha relacionado en muchas ocasiones con el uso prolongado y abusivo de los productos para la higiene íntima, como los tampones. Sin embargo, menos de la mitad de los casos se asocian a estos. De hecho, el shock tóxico puede desarrollarse por muchos otros motivos, como traumatismos en la piel o heridas.

Tratamiento y prevención de las infecciones urinariasExisten diferentes formas de prevención y tratamiento de una infección urinaria. A principal es ser conscientes de la importancia de la higiene íntima para evitar desarrollar alguna patología ligada. Algunos expertos coinciden en la idea de la sustitución de compresas y tampones por copas menstruales para prevenir estas enfermedades, ya que no afectan la flora bacteriana ni el pH vaginal, disminuyen las infecciones y tampoco resecan las paredes vaginales.

Además, llevar una dieta saludable también ayudará a mantener nuestra vejiga sana y evitar las infecciones. Los alimentos ricos en vitamina C favorecen la reducción bacteriana y depuran nuestro cuerpo.

Xiaomi lanza un traductor simultáneo del tamaño de un MP3

Si podéis imaginarlo, probablemente Xiaomi lo haya creado. A pesar de que la traducción simultánea es algo que todos podemos utilizar en nuestros móviles con la aplicación del Traductor de Google (el cual es cada vez más preciso), poder usar un dispositivo específico para ello también es muy cómodo. Por ello, Xiaomi ha lanzado hoy un traductor de bolsillo con el aspecto de un reproductor MP3.


Este cómodo traductor portátil, llamado “Xiaomi Konjac AI” es capaz de traducir 14 idiomas de más de 170 países y regiones. Entre ellos encontramos español, chino, inglés, japonés, coreano, alemán, ruso, portugués, italiano, holandés, danés, finlandés y sueco. El motor que utiliza para traducir es el Microsoft Translator, movido por el mismo motor que utiliza el sistema de traducción de Twitter o el de Bing.

Este traductor de Microsoft acumula más de 20 años de experiencia, donde se ha ido mejoran la comprensión de expresiones naturales del lenguaje y de la traducción continua. Además, el traductor va aprendiendo conforme va escuchando más frases y correcciones, lo que va mejorando su precisión con el tiempo gracias a la utilización de IA. Tanto es así, que la traducción se acerca casi a nivel profesional según pruebas realizadas de chino a inglés.


La base de datos de traducción del dispositivo tiene más de 5 millones de frases, incluyendo entornos de uso común como viajes, relaciones empresariales, pedir comida, check-in en hoteles, compras en tiendas, guías de direcciones para ir a sitios, y aprendizaje de idiomas.

Batería de 8 horas de uso y 7 días en reposo: ideal para un viaje
A nivel físico encontramos que el reproductor tiene un peso de sólo 63 gramos, y un cuerpo de aluminio anodizado con cuerpo unibody similar al tacto al de un MacBook Pro. El micrófono es capaz de detectar el habla incluso a más de un metro y en ambientes con ruido gracias a un sistema de reducción de ruido inteligente, y tiene una sensibilidad de -28 dB, en torno al doble del micrófono de unos auriculares Bluetooth convencionales.


xiaomi konjack ia 2La batería que equipa es de 900 mAh, lo cual le da una autonomía de 7 días en reposo y 8 horas de traducción continua. El tiempo de carga es de 2 horas, y tiene WiFi para poder recibir actualizaciones de software. El cable de carga es micro USB. Los botones físicos nos permiten cambiar de volumen, elegir que somos nosotros quienes vamos a hablar para que la traducción salga por el altavoz, o activar el micrófono para que nos traduzca lo que nos va a decir otra persona. También tiene un jack de 3,5 mm en la parte inferior, y un botón de encendido en la parte superior, acompañado de un LED de estado. En la esquina derecha podemos introducir una correa para la muñeca.

Hay dos colores disponibles: plateado y gris espacial (oscuro). Su precio es de 249 RMB, unos 32,7 euros al cambio, y se encuentra al a venta a partir de hoy, por lo que no debería tardar en aparecer en tiendas internacionales.



10 películas "viejas" de Ciencia Ficción que deberías ver

Soylent Green (1975)

Titulado en España Cuando el destino nos alcance, este magnífico filme nos muestra un mundo superpoblado que ya ha agotado sus recursos. El único alimento disponible son unas pastillias verdes (las Soylent green del título original), supuestamente fabricadas con algas. Pero el policía encarnado por Charlton Heston descubrirá que en realidad están hechas con cadáveres.

El filme presenta la metáfora de una humanidad que se devora a sí misma, y atesora escenas tan grandiosas como la del emotivo suicidio del lúcido personaje que encarna Edward G. Robinson, asqueado de la época que le ha tocado vivir.

Planeta prohibido (1956)

Una auténtica joya que adapta (libremente) La Tempestad de Wílliam Shakespeare en clave de ciencia ficción.

El Próspero del texto original se transforma aquí en el doctor Morbius, un científico exiliado en un lejano planeta, que ha logrado crear una máquina capaz de hacer reales las peores pesadillas de los humanos.

La película es una auténtica delicia que destaca por su tono deliberadamente naif, por su robot, Robby, convertido ya en un ingenio mítico, y por el inocente erotismo de Anne Francis.

La amenaza de Andrómeda (1971)

¿Que ocurriría si un virus de otro planeta cayera en la Tierra? Este soberbio filme plantea la hipótesis de una epidemia de orígen extraterrestre, y los denodados esfuerzos que realizan los científicos para tratar de frenarla.

Puede que el tiempo la haya hecho envejecer un poco, especialmente en lo que se refiere al arsenal tecnológico que muestra, pero ha quedado para la posteridad como uno de los mejores ejemplos de película cientificamente rigurosa.

Zardoz (1974)

Una película que muchos consideran confusa. Y tal vez lo sea, pero ahí radica parte de su extraño encanto.

John Boorman plantea una fábula donde una casta de personas inmortales domina al resto de la humanidad (reducida considerablemente, eso sí). Pero la inmortalidad, lejos de darles la felicidad, les provoca hastío.

El filme es psicodélico y delirante, cómo solo podían serlo algunas películas de la década de los años 70. Pero en la memoria quedarán para siempre la impactante imagen de la cabeza de piedra voladora, y el insólito look que Sean Connery luce en este filme. ¡lleva trikini!

Solaris (1972)

Bellísima película del maestro ruso Andrei Tarkovski, ambientada en una estación espacial. La aparición de un misterioso planeta llamado Solaris, hace que los integrantes de la misma vuelvan a ver a los seres queridos que han perdido para siempre. La película es una hermosa alegoría sobre lo que ocurre cuando se materializan nuestros deseos más íntimos a la vista de los demás, y sobre la perplejidad que nos causa lo desconocido.