viernes, 27 de abril de 2018

Tu ingenuo cerebro se confundirá con estas imágenes







Imágenes que dicen mucho sin palabras








Si los dueños de estos autos buscaban algo diferente, lo lograron







Bomberos: una profesión muy peligrosa







Humor nadador







5 aplicaciones para hacer videollamadas grupales

Las videollamadas se han convertido en la herramienta estrella de WhatsApp: cada día se efectúan a través de la aplicación más de 50 millones de ellas.


Y es que WhatsApp no solo es la plataforma de mensajería instantánea más usada en todo el mundo, sino que también es "la reina" de las videollamadas, una función que tuvo muy buen recibimiento desde que su lanzamiento, a finales de 2016.

Sin embargo, sus más de 1.000 millones de usuarios diarios activos solo pueden hacer llamadas por video entre dos personas.

Aunque eso podría cambiar pronto.

Los responsables de la aplicación dijeron recientemente que están preparando el lanzamiento de videollamadas en grupo —que ya está probando en versión beta de Android— y que permitirá la interacción simultánea de tres usuarios en llamadas de video.

Pero la idea no es nueva. Existen varias aplicaciones que ya puedes utilizar —de manera gratuita y usando una conexión a internet— para hacer videollamadas en grupo.

Estas son algunas de ellas.

1. Skype 

"Si quieres compartir una gran noticia con tus familiares o tienes que trabajar estrechamente con un equipo de colegas, con las llamadas grupales de Skype, que incluyen llamadas en videoconferencia y chats grupales, podrás hospedar una videollamada o una conferencia grupal con hasta 25 personas", se lee en la web de Microsoft, propietaria de esta plataforma.

De esas 25 personas, 10 pueden usar video de forma simultánea (el resto solo audio).

Skype fue una de las primeras aplicaciones en popularizar las videollamadas, pero fue una de la últimas en ofrecer las grupales (a principios de 2016).

El sistema ofrece dos vistas, una en cuadrícula (en la que se ven a todos los participantes) y otra que centra la vista en un solo interlocutor.

2. Facebook Messenger 

Messenger, la aplicación de mensajería de Facebook, la red social más popular en todo el mundo, también permite hacer videollamadas en grupo. De hecho, de momento es la aplicación con una mayor base de usuarios para comunicarse de esa forma.

El servicio permite hasta 50 participantes en una sola conversación.

La función todavía no está permitida en todos los países. Para comprobar si puedes iniciar la videollamada, tan solo tienes que abrir un grupo en Messenger y seleccionar la opción "Iniciar un videochat en grupo", en la columna de la derecha (icono de la videocámara).

Durante la llamada, la app de Facebook muestra el nombre del grupo y la lista de participantes, permitiendo a los usuarios invitados a unirse o no a la llamada grupal.

3. Google Hangouts

La tercera gran aplicación de videollamadas grupales es Hangouts, de Google. Funciona en dispositivos móviles, computadoras y desde cualquier navegador web.

Esta herramienta permite convertir cualquier conversación en una videollamada gratuita "con un solo toque" en un chat de grupo de hasta 10 personas.

Hangouts se sincroniza automáticamente entre dispositivos: "Si inicias una conversación en tu ordenador, puedes seguir chateando en otro dispositivo, como tu teléfono".

Además, puedes añadir las videollamadas en forma de eventos a tu calendario.
4. HouseParty 

En 2016, esta aplicación pasó de llamarse Meerkat a Houseparty. Era la app más usada para transmitir video antes de que llegaran Facebook Live y Periscope.

A través de su función de videollamadas puedes hablar con hasta ocho personas al mismo tiempo mientras envías mensajes privados a alguno de los participantes sin salir de la llamada.

La aplicación es especialmente popular entre adolescentes y está pensada para hacer "videoquedadas". Tienen una pantalla principal desde la que se pueden agregar invitaciones. También puedes agregar participantes enviando el enlace vía WhatsApp.

Desde su lanzamiento en 2016, ha crecido enormemente: ya ha sido descargada más de cinco millones de veces en la App Store de Google.
5. Snapchat 

Snapchat, una de las aplicación preferidas entre los millennials, acaba de lanzar una nueva función para hacer videochats grupales que permite hablar con hasta 16 personas en video y con hasta 32 por audio.

Así lo anunció la herramienta tecnológica en su sitio web el pasado 3 de abril.

"Ahora puedes hacer Videochats con hasta 16 amigos a la vez. ¡Solo tienes que tocar el icono de la cámara de video en un Chat grupal para juntar a tus amigos!

Los amigos que integren el Chat grupal recibirán una notificación invitándolos a unirse", explican en su sitio web.

La herramienta permite a sus participantes usar filtros, una de las características principales de esta plataforma.

"Tú decides cómo quieres expresarte. Puedes usar Lentes, unirte solo con tu voz, o simplemente enviar mensajes que otros puedan leer mientras hablan. Cada conversación es única".




Los niños gordos "no están bien alimentados"

Una correcta alimentación es fundamental para el buen desarrollo de los más pequeños de la casa. Los padres, en ocasiones, cometen errores que conviene corregir o se dejan guiar por falsos mitos que van pasando de generación en generación. Precisamente desmontar algunas de estas creencias es lo que quiere Jorge Martínez, pediatra del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.

En una presentación organizada por Nutribén, el especialista ha analizado siete cuestiones que viven a diario en los hogares y que se presentan cuando un bebé aterriza en casa y no se sabe muy bien cómo debe ser su nutrición.

Los purés hechos en casa son mejores
La realidad que asola a muchas familias es la falta de tiempo, la difícil tarea de ser padres pero también tener que trabajar y hacer otras actividades. Con cierta desconfianza, acceden a los purés industriales, creyendo que son menos sanos que los caseros. Pero la realidad es totalmente distinta.

«No son tan malos, ya que siguen las normativas estrictas de sanidad», afirma Martínez. Las recetas caseras tienden a llevar cantidades erróneas de nutrientes y vitaminas. Por el contrario, los purés procesados ayudan a controlar el déficit alimenticio (mayormente de hierro y vitamina D) y el exceso de vitamina A que se encuentra en los pequeños.

El coste de los industriales no tiene por qué ser superior al casero, «porque he visto que hay algunos por menos de 1 euro, que no es la cantidad que gastas en todos los productos qu se necesitan en casa». Por tanto, Martínez cree que los purés procesados «es una alternativa válida».

El bebé va a comer mejor si añades azúcar o sal
«No es bueno». El pediatra no duda a la hora de hacer esa afirmanción. La sal es uno de los componentes que más llenan de sodio el cuerpo de los niños. Además, añade, «un consumo excesivo puede aumentar la presión arterial, con los riesgos que ello genera».

Con el azúcar pasa lo mismo. «Mejor sabor no significa más natural». Este especialista recomienda no echarle sal a las comidas de los pequeños. «Han comido todo sin ella; si no se le enseña su sabor, nunca podrán acostumbrarse».

Los productos ecológicos no son beneficiosos, solo son más caros
Todo aquello que lleve la etiqueta de ecológico, biológico o orgánico querrá decir que provienen de una fuente natural, «pero los tres son equivalentes, es lo mismo según la normativa», apunta Martínez. Estos productos garantizan beneficios para el medio ambiente. Crea más conciencia en la sociedad.

Para este pediatra, «además de ser más caros, creo que la gente los escoge por una cuestión más ética que nutritiva». Por ello aconseja usar más productos de temporada y no tanto los ecológicos.

Los purés de fruta caseros aporta más vitaminas
¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de: «Tómate el zumo que se le van las vitaminas»? Es la frase por excelencia de todas las madres. Las vitaminas constituyen un nutriente esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

«Es cierto que la vitamina C —que aporta los zumos de naranja— es sensible a la luz, pero no se van a perder porque alguien tarde 5 minutos en tomarse el zumo», insiste Martínez. Para evitar las posibles pérdidas de vitamina, aconseja proteger de la luz, conservar en lugares frescos, manipularlo antes de consumirlo...

También añade un truco para que las manzanas no se oxiden: echarle unas gotas de limón.

«Dale muchas proteínas para que crezca»
Las proteínas son vitales en múltiples funciones del organismo, pero en su justa medida. Son las encargadas de construir y regenerar tejidos. Entre estos últimos, «una ingesta alta hace que se generen tejidos de grasa, lo de íntimamente ligado a la obesidad».

Martínez insiste en que «las proteínas no son malas, sino necesarias, pero es importante tener en cuenta las consecuencias de llevar una ingesta elevada».

«Los niños gorditos están bien alimentados»
«No está bien alimentado, es un niño obeso». La OMS afirmó que en 2016, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecían sobrepeso u obesidad alcanzaba los 41 millones. Martínez aporta: «se prevé que para 2025 esa cifra puede ascender a 70.

Es importante estimular la práctica de actividad física en los niños, así como llevar unos hábitos alimenticios. Con unos controles y unas intervenciones buenas, se podrá ir frenando este problema de salud tan importante.

Los alimentos frescos son más nutritivos que congelados
Para preservar los alimentos —y evitar que millones de kilos de comida terminen en el contenedor por estar caducados—, la congelación juega un papel fundamental. Una técnica que no implica pérdidas nutricionales.

«Casi todos los alimentos se pueden congelar, solo hay que saber cómo». Martínez concluye con este mito y recuerda una última cosa: «La descongelación es importante que se haga en la nevera».





¿Hubo alguna civilización anterior a la humanidad?

Imagen de mundooculto.es
La inmensa mayoría de los científicos están convencidos de que «ahí fuera», en alguna parte, la vida puede haber arraigado del mismo modo, o casi, en que lo hizo en la Tierra. La búsqueda de vida extraterrestre, en efecto, se ha convertido, prácticamente, en la razón de ser de la mayor parte de las agencias espaciales. Decenas de misiones a Marte, a Júpiter, a Saturno e incluso más allá, tienen como principal objetivo buscar rastros de vida, de cualquier tipo de vida, fuera de la de nuestro mundo natal.

Algunos, como el astrofísico de la Universidad de Pennsilvania Jason Wright, llega incluso más lejos al sostener que sería perfectamente posible la existencia de civilizaciones alienígenas. ¿Pero cómo encontrarlas? El Universo es tan vasto y existe desde hace tanto tiempo que esas hipotéticas civilizaciones podrían haber prosperado hace miles de millones de años, incluso antes de que la propia Tierra se formara. O, de ser más o menos «contemporáneas» podrían estar tan lejos que cualquier intento de contacto o comunicación se vería truncado por las leyes de la Física.

¿Imaginan una conversación por radio en la que nuestro interlocutor estuviera, por ejemplo, a 50 millones de años luz de distancia? Nuestros mensajes tardarían todo ese tiempo, 50 millones de años, en llegar a su destino, y una respuesta se tomaría otros 50 millones de años más en volver hasta nosotros. Y eso que 50 millones de años luz puede considerarse «cerca» en términos cosmológicos...

Por eso, Wright considera una posibilidad aún más arriesgada. ¿Y si aquí, en nuestro propio Sistema Solar, hubiera habido otra civilización en algún momento del pasado, incluso antes de que la Humanidad surgiera en la Tierra? Una civilización así, además, si hubiera tenido capacidades tecnológicas habría sido perfectamente capaz de dejar estructuras y rastros reconocibles incluso después de millones de años después de su desaparición. Para este investigador, sería mucho más sencillo tratar de localizar esos antiquísimos restos que empeñarse en encontrar bacterias en Marte o en las lunas de los planetas gigantes de nuestro sistema.

Por supuesto, para buscar tales restos no sirve cualquier sitio. Venus, por ejemplo, que en el pasado tuvo agua en abundancia, hoy es un infierno venenoso que habría podido borrar cualquier signo de vida pasada. ¿Dónde buscar entonces? Wright afirma que el subsuelo de mundos como la Luna o Marte, o incluso los objetos de tamaño planetario del cinturón de Kuiper, en las afueras del Sistema Solar, serían los lugares más adecuados para buscar artefactos u otras señales tecnológicas que habrían sobrevivido hasta nuestros días.



Autofobia, miedo a sentirse solos en medio de los demás

La autofobia es un trastorno de ansiedad cuyo origen surge por la idea y la experiencia de pasar tiempo a solas. Al igual que otros trastornos de ansiedad, la autofobia puede provocar algunos síntomas físicos, así como psicológicos.

La autofobia, también conocida como monofobia o isolofobia, es una fobia específica. No es lo mismo que sentirse solo. Es una fobia al aislamiento, a la soledad, a ser ignorado. Los que padecen este trastorno no necesariamente tienen que estar físicamente solos para experimentar los síntomas. Para una persona diagnosticada con autofobia, la idea y la experiencia de pasar tiempo a solas pueden causar ansiedad severa.

El término autofobia proviene del griego "auto" (por sí solo) y la palabra "fobia" (que significa miedo). En el sentido literal la autofobia se produce cuando las personas tienen miedo de sí mismas. Sin embargo, esto no es a lo que se refiere esta condición de salud mental.

¿Cuál es la diferencia entre la autofobia y la soledad?
Muchas personas experimentan soledad cuando no tienen suficiente interacción social o carecen de relaciones significativas o incluso sentirse solos en una habitación llena de gente. Estar triste por estos motivos es bastante racional y muy diferente de lo que es experimentar autofobia.

La autofobia es una ansiedad irracional y severa, desencadenada por la idea de pasar tiempo solo o estar sin una persona específica, lo que afecta la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias.

Síntomas
Puede hacer que uno se sienta inseguro, creer que uno no puede respirar o convencerse de que va a morir. La perspectiva de pasar períodos de tiempo específicos solos o sin otra persona provoca un gran volumen de ansiedad.

A veces las personas con autofobia pueden sentirse aisladas o solas incluso cuando están en un grupo, ya que se sienten desconectadas de las personas que las rodean.

La autofobia también puede provocar síntomas físicos asociados con ataques de pánico, que incluyen: mareos, respiración agitada, aumento de la frecuencia cardíaca o sacudidas.

Experimentar la autofobia puede llevar a los siguientes comportamientos: intentar por todos los medios no estar solo encontrando compañía tan pronto como sea posible; no querer que la gente se vaya, incluso cuando no es práctico.

Causas y condiciones relacionadas
La perspectiva de pasar tiempo solo, incluso en un entorno aparentemente seguro y familiar, como su propio hogar, puede desencadenar una ansiedad extrema para una persona con autofobia. Al basarse en el miedo, es posible que puedan darse cuenta que lo que sienten es irracional, pero esto no significa que puedan controlar sus síntomas.

La causa de la autofobia es desconocida. Se puede relacionar con experiencias en la infancia que crean un miedo al abandono, pero no hay investigaciones disponibles para apoyar esto. Los ejemplos incluyen la muerte de uno de los padres o el divorcio de uno de los padres.

Diagnóstico
Cualquier persona que experimente los síntomas de la autofobia debe hablar con su médico. Una vez que el médico ha excluido las causas físicas de los síntomas, puede derivar al paciente a un especialista en salud mental.

Cuando se trata, la mayoría de las personas puede manejar bien su autofobia, y las perspectivas para las personas que tienen el trastorno son positivas.



Basofilia: ¿sabes de que se trata y cuáles son sus síntomas?

La basofilia hace referencia a cuando hay demasiados basófilos en la sangre de una persona.

Aunque la basofilia no es una enfermedad en sí misma, sí puede ser un marcador importante de otros problemas médicos subyacentes. En individuos sanos, los basófilos representan una cantidad mínima de la población de células del cuerpo. Sin embargo, las personas con basofilia tienen una cantidad anormalmente alta.

Los basófilos son un tipo de glóbulo blanco (que ayudan al cuerpo a combatir las infecciones) producido en la médula ósea. Sin embargo, cuando una persona tiene basofilia, el aumento de glóbulos blancos puede deberse a una causa grave.

La basofilia rara vez existe de manera independiente y con mayor frecuencia indica la presencia de otra afección.

Causas y factores de riesgo
Las causas más comunes de basofilia incluyen: infecciones, alergias, trastornos y enfermedades caracterizadas por inflamación crónica o trastornos mieloproliferativos (enfermedades de la sangre y de la médula ósea).

Infecciones Las infecciones a menudo desencadenan una respuesta inflamatoria en el cuerpo, lo que puede hacer que una persona tenga más probabilidades de desarrollar basofilia. Sin embargo, el desarrollo de basofilia como resultado de una infección o enfermedad aguda es raro. Ciertas enfermedades, como la varicela y la tuberculosis, sí pueden hacer inclinar la balanza hacia la basofilia.
Alergias Las alergias y las reacciones alérgicas a los alimentos y los fármacos pueden causar basofilia. La gravedad de la alergia o la respuesta pueden asociarse con la gravedad de la basofilia.
Inflamación crónica Muchos trastornos y enfermedades están directamente relacionados con la inflamación crónica (artritis reumatoide, psoriasis, enfermedad inflamatoria intestinal, tiroiditis de Hashimoto...). Una persona con una afección caracterizada por inflamación puede tener más probabilidades de desarrollar basofilia.
Trastornos mieloproliferativos Los trastornos mieloproliferativos hacen que la médula ósea produzca en exceso diferentes tipos de células sanguíneas, incluidos los basófilos. Estos trastornos pueden ser: trombocitemia esencial, leucemia mielógena crónica, mielofibrosis primaria, mastocitosis sistémica o síndrome hipereosinofílico.

Síntomas
Los síntomas de la basofilia varían, pero pueden incluir fatiga, dolor abdominal, calambres, pérdida de peso inexplicable, fiebre, malestar... Sin embargo, los síntomas que experimenta una persona con basofilia varían según su afección médica subyacente.

Tratamiento
No es probable que la basofilia pueda ser tratada directamente. En cambio, el tratamiento se enfocará en la condición médica subyacente del paciente. Así, por ejemplo, las infecciones bacterianas que causan basofilia requerirán antibióticos.

El tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide puede incluir medicamentos inmunosupresores y antiinflamatorios.

El tratamiento para un trastorno mieloproliferativo es probable que sea complejo y variará dependiendo de la situación de un individuo, pero podría incluir quimioterapia, terapia de radiación, trasplante de células madre o cirugía para extirpar el bazo.

El pronóstico para las personas con basofilia varía según la causa subyacente. Las infecciones leves deben desaparecer con descanso y tratamiento. Las enfermedades inflamatorias y las alergias a menudo son condiciones de por vida que se pueden controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.




Los fármacos que pueden aumentar el riesgo de demencia

Un estudio ha vinculado el uso a largo plazo de ciertos fármacos anticolinérgicos con un mayor riesgo de demencia.

Se trata del estudio más amplio y detallado hasta la fecha sobre el uso de anticolinérgicos a largo plazo y su relación con el riesgo de demencia.

Los anticolinérgicos funcionan bloqueando un mensajero químico, o neurotransmisor, llamado acetilcolina que transmite señales cerebrales para controlar los músculos. Se usan para tratar una gran variedad de afecciones, desde la enfermedad de Parkinson y la pérdida del control de la vejiga hasta el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o la depresión.

El nuevo estudio, dirigido por la Universidad de East Anglia (Reino Unido) ha descubierto que el uso a largo plazo de ciertos tipos de anticolinérgicos está relacionado con un mayor riesgo de demencia, confirmando así el vínculo con el uso a largo plazo de anticolinérgicos para la depresión y también para la enfermedad de Parkinson (como la prociclidina) y la pérdida del control de la vejiga (por ejemplo, oxibutinina, solifenacina y tolterodina).

Sin embargo, el estudio no encontró una relación entre el aumento del riesgo de demencia y otros fármacos anticolinérgicos, como los antihistamínicos y los medicamentos para los calambres abdominales.

Para su investigación, los expertos utilizaron datos de la base de datos de investigación de práctica clínica, que contiene registros anónimos de más de 11 millones de personas en todo el Reino Unido.

El conjunto de datos utilizado incluyó 40.770 pacientes con demencia con edades comprendidas entre los 65 y los 99 años, que fueron diagnosticados durante 2006-2015. Cada registro se combinó con hasta siete personas que no tenían demencia pero que tenían el mismo sexo y una edad similar y la información tuvo un seguimiento de 4-20 años antes del diagnóstico de demencia.

Los investigadores utilizaron un sistema llamado escala Anticholinergic Cognitive Burden (ACB) para evaluar el efecto anticolinérgico de los medicamentos que los pacientes habían sido recetados.
Una puntuación ACB de 1 significaba que un medicamento era "posiblemente anticolinérgico", mientras que un puntaje de 2 o 3 significaba que era "definitivamente anticolinérgico". En total, analizaron más de 27 millones de recetas.

Descubrieron que el 35% de los pacientes con demencia y el 30% de los sujetos de control habían recibido al menos un medicamento con un puntaje de 3 en la escala ACB durante ese período. Luego, los investigadores llevaron a cabo un análisis adicional para eliminar el efecto de los factores que podrían influir en los resultados.

El análisis posterior reveló que los medicamentos con una puntuación ACB de 3 que se habían prescrito para la depresión, el párkinson y la pérdida del control de la vejiga estaban relacionados con un mayor riesgo de demencia hasta 20 años "después de la exposición".

Sin embargo, no se encontró ese vínculo para los medicamentos que obtuvieron un puntaje de 1 en la escala ACB, ni para los medicamentos respiratorios y gastrointestinales que obtuvieron una puntuación de 3.

Los investigadores señalan que debido a las limitaciones del diseño de su estudio, no pueden decir si los anticolinérgicos causan directamente demencia o no. Pero, debido a que el vínculo estaba presente incluso cuando la exposición tuvo lugar entre 15 y 20 años antes de que se diagnosticara la demencia, los autores argumentan que "la causalidad inversa o la confusión con los síntomas de la demencia temprana son explicaciones menos probables".

Aconsejan a los médicos que "sigan atentos con respecto al uso de fármacos anticolinérgicos" y que tengan en cuenta los posibles efectos a largo plazo y a corto plazo cuando evalúan los riesgos frente a los beneficios. No olvidemos que la demencia afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo, y cada año, 10 millones más descubren que tienen la enfermedad, lo que finalmente les privará de su capacidad de recordar, pensar, mantener una conversación y vivir de forma independiente.




¿Qué pasaría si la tierra empezara a girar al revés?

Durante miles de millones de años, la Tierra ha girado alrededor del sol en la misma dirección. Pero, ¿qué ocurriría si esa dirección se invirtiera? Curiosamente, sería una Tierra más verde…

Los desiertos cubrirían América del Norte, las dunas de arena reemplazarían a las enormes extensiones de la selva amazónica en América del Sur, y paisajes verdes y exuberantes florecerían desde África central hasta el Medio Oriente. Estos son los resultados que se extraen de una reciente simulación por ordenador presentada a principios de abril en la Asamblea General Anual de la Unión Europea de Geociencias 2018, en Austria.

Dicha simulación no sólo mostraba cómo desaparecieron los desiertos de algunos continentes y aparecieron en otros, sino que también revelaba cómo los inviernos helados plagaban Europa occidental.

Las cianobacterias (un grupo de bacterias que producen oxígeno a través de la fotosíntesis) florecieron donde nunca antes lo habían hecho. Y la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC), una importante corriente oceánica reguladora del clima en el Atlántico, se desvaneció y resurgió en el Océano Pacífico septentrional, tal y como informaron los científicos encargados de dicha simulación.

Durante la órbita anual de la Tierra alrededor del sol, nuestro planeta completa una rotación completa en su eje (que va del Polo Norte al Polo Sur) cada 24 horas, girando a una velocidad de aproximadamente 1.040 mph (1.670 km/h), según lo medido en el ecuador. Su dirección de rotación es progresiva, o de oeste a este, que aparece en sentido contrario a las agujas del reloj cuando se observa desde arriba del Polo Norte, y es común a todos los planetas de nuestro sistema solar, excepto a Venus y Urano, según informa la NASA.

A medida que la Tierra gira, el empuje y la atracción de su fuerza da forma a las corrientes oceánicas que, junto con los flujos de viento atmosférico, producen una serie de patrones climáticos en todo el mundo. Estos patrones son los que, por ejemplo, llevan lluvias abundantes a las selvas húmedas.

Volverse retro…
Para estudiar cómo el sistema climático de la Tierra se ve afectado por su rotación, los científicos modelaron recientemente una versión digital del planeta girando en la dirección opuesta (es decir, en el sentido de las agujas del reloj cuando se ve desde arriba del Polo Norte), una dirección conocida como retrógrada, tal y como aseguraba recientemente Florian Ziemen, co-creador de la simulación e investigador del Instituto Max Planck de Meteorología en Alemania.

"Invertir la rotación de la Tierra preserva todas las características principales de la topografía, como los tamaños, las formas y las posiciones de los continentes y los océanos, a la vez que crea un conjunto completamente diferente de condiciones para las interacciones entre la circulación y la topografía", aclara Ziemen.

Esta nueva rotación preparó el escenario para que las corrientes oceánicas y los vientos interactuaran con los continentes de diferentes maneras, generando condiciones climáticas completamente nuevas en todo el mundo, tal y informaron los investigadores en un resumen del proyecto.

Ciclo de rotación
Para simular lo que sucedería si la Tierra girara al revés (en modo retrógrado en lugar de progrado), utilizaron el Modelo del Sistema Tierra del Instituto Max Planck, que permite cambiar la relación de la Tierra con el sol y revertir el efecto Coriolis (una fuerza invisible que empuja contra los objetos que viajan sobre la superficie de un planeta en rotación).

Una vez que esas alteraciones estaban corregidas y el modelo mostraba a la Tierra girando en la dirección opuesta, los investigadores observaron los cambios que surgieron en el sistema climático a lo largo de varios miles de años, a medida que la retroalimentación entre la rotación, la atmósfera y el océano empezaba a provocar cambios en el planeta, los científicos comenzaron a escribir en una descripción de todo el trabajo, que actualmente preparan para su publicación.

En general, los investigadores encontraron que una Tierra que giraba hacia atrás, era una Tierra más verde. La cobertura mundial del desierto se redujo de unos 42 millones de kilómetros cuadrados a unos 31 millones de kilómetros cuadrados. Los pastos germinaron en más de la mitad de las antiguas zonas desérticas, y surgieron plantas leñosas para cubrir la otra mitad. Y la vegetación de este mundo almacenaba más carbono que nuestra Tierra.

Sin embargo, los desiertos surgieron donde nunca antes lo habían hecho: en el sudeste de Estados Unidos, en el sur de Brasil y Argentina, y en el norte de China, tal y como recoge el estudio.

Gira, gira, gira
El cambio en la rotación también invirtió los patrones globales de viento, trayendo nuevas temperatura a los subtrópicos y las latitudes medias. Las zonas occidentales de los continentes se enfriaron a medida que se calentaban las fronteras orientales, y los inviernos se volvieron notablemente más fríos en el noroeste de Europa. Las corrientes oceánicas también cambiaron de dirección, calentando los límites orientales de los mares y enfriando los occidentales.

En la simulación, el AMOC (la corriente oceánica responsable del transporte de calor alrededor del globo) desapareció del Océano Atlántico, pero una corriente similar (y ligeramente más fuerte) surgió en el Pacífico, llevando calor al este de Rusia. Esto fue algo inusual, ya que un estudio previo que modelaba una Tierra que giraba al revés no vió este cambio, tal y como aseguró Ziemen al portal digital Live Science. "Pero como el AMOC es el resultado de muchas interacciones complejas en el sistema climático, puede haber muchas razones para esta diferencia", aclaró.

Las corrientes marinas alteradas en el Océano Índico también permitieron que las cianobacterias dominaran la región, algo que nunca han conseguido lograr mientras la Tierra gira en su dirección actual, descubrieron los investigadores.

Pero para Ziemen, el enverdecimiento del Sáhara fue el cambio más intrigante del reciente estudio: "Ver el Sahara verde en nuestro modelo me hizo pensar en las razones por las que tenemos un desierto en el Sahara, y por qué no hay ninguno en el mundo retrógrado", dijo Ziemen. "Es este pensamiento sobre las preguntas más básicas lo que me fascina del proyecto”, concluye.