jueves, 8 de marzo de 2018

Nada puede impedir que las cosas malas pasen







Actores de cine que interpretaron magistralmente a famosos personajes de la vida real

Gary Oldman como Winston Churchill en La hora más oscura

Margot Robbie como Tonya Harding en I, Tonya

Sebastian Stan como Jeff Gillooly en I, Tonya

Meryl Streep como Katharine Graham en The Post

Tom Hanks como Ben Bradlee The Post

Emma Stone como Billie Jean King en La batalla de los sexos

Esquimales en la época de la Fiebre del Oro

Se denomina fiebre del oro a un período de migración apresurada y de forma masiva de trabajadores hacia áreas más rústicas, en las que se había producido un descubrimiento espectacular de comerciales de oro. Suele referirse en especial al que se produjo en California en 1848. Terminó en 1960.







El asistente de Google se une a la celebración del Día de la Mujer con nuevos comandos de voz

El Asistente de Google no se ha querido perder el Día Internacional de la Mujer que se celebra hoy jueves 8 de marzo en todo el mundo. Y para ello hoy dará voz a mujeres sobresalientes.


A través de nuevos comandos de voz descubriremos qué mujeres han hecho historia o Frases inspiradoras de mujeres. Tan solo tenemos que preguntarle al Asistente de Google lo siguiente:

Mujeres han hecho historia
"Ok Google, ¿quiénes pueden cambiar el mundo"
"Ok Google, ¿quiénes inspiran?"


El Asistente de Google nos permitirá descubrir hitos y logros conseguidos por mujeres, como la primera mujer que dirigió un diario nacional en España, la primera mujer nombrada Rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca o la primera catedrática en la historia de España. En España sólo nos contará historias de mujeres españolas.

Frases inspiradoras de mujeres
"Ok Google, frases inspiradoras de mujeres"
"Ok Google, citas del día internacional de la mujer”
“Ok Google, frases de mujeres que inspiran”

Con esos comandos escucharemos palabras de mujeres sabias y valientes, todo recitado por la voz femenina del Asistente de Google.




Humor feminista







El asistente virtual de Amazón se ríe de forma aleatoria (y eso da miedo)

Imagínate estar solo en casa, a oscuras, y pedirle a tu asistente virtual que ‘por favor, encienda las luces’. Y que al hacer esto, aún a oscuras, no te haga caso el dispositivo y únicamente emita una carcajada. La situación ha ocurrido realmente, y no a un par de usuarios de forma aislada, sino que las redes sociales se han ‘llenado’ de vídeos de Alexa en los que el asistente virtual de Amazon suelta una misteriosa carcajada que, evidentemente, a algunos de ellos les ha dado miedo. Pero Amazon ha respondido y explicado el porqué.

Que un asistente virtual como Google Assistant, como Siri, como Cortana o como Alexa tenga capacidad para emitir una carcajada, una risa, no tiene absolutamente nada de negativo. Es una de las muchas cosas que le da a esta tecnología un ‘carácter más amable y humano’. Ahora bien, siempre y cuando esa risa se emita en una situación en la que corresponde, y no de forma aleatoria como ha estado ocurriendo en los últimos días con el asistente virtual Alexa, de Amazon. Algunos usuarios, como comentábamos, han mostrado temor en las redes sociales, por la situación en la que han vivido este singular error de Alexa.

No son pocos los vídeos que, como el anterior, han mostrado en las redes sociales a Alexa riéndose de forma aleatoria y algo tétrica, en situaciones en las que en absoluto corresponde con el comando de voz lanzado por el usuario. Y los hay todavía más extraños, con risas diferentes y carcajadas más inquietantes por parte de Alexa. Y sobre todo, en situaciones en las que el usuario espera, todavía menos, que su asistente virtual pueda reírese de él. La cuestión es que Amazon ha reconocido el problema y ha explicado el porqué, además de que ha anunciado que están resolviendo el problema.

El contratiempo está en que Alexa ha interpretado mal muchos comandos de voz lanzados por sus usuarios. Según explican desde Amazon, Alexa ha escuchado ‘Alexa, ríete’, cuando realmente el usuario no ha pronunciado esa frase. Es un problema de falsos positivos que la compañía ha resuelto cambiando el comando de voz por ‘Alexa ¿puedes reírte? Según la firma de Jeff Bezos, esta frase es menos probable que dé falsos positivos. Además, la compañía ha cambiado la respuesta –que era una risa, directamente- por ‘claro que me puedo reír’, seguido de la risa en cuestión.




La mejor manera de hablar con tus perros

Interactuar con las mascotas es el mejor modo de establecer vínculos emocionales con ellas. Y en ese proceso juega un papel importante el modo en que nos dirigimos y hablamos a nuestro perro. Pero, ¿cuál es la mejor forma de hacerlo? La respuesta parece haberla encontrado un equipo de la Universidad de York.

Ls investigadores realizaron experimento con un grupo de voluntarios y sus mascotas. La mitad de ellos les hablaban de un modo similar a cómo lo harían con un niño muy pequeño, exagerando el tono de su voz y las expresiones de cariño. Mientras que el resto lo hacía de una forma más natural, tal y cómo lo harían con una persona adulta.

Y el resultado fue que los animales preferían interactuar con los miembros del primer grupo. Lo que sugiere que los perros necesitan que sus amos utilicen con ellos un tono de voz y una forma de expresarse que sea muy expresiva y emocional, para poder captar su atención.

El aumento de la evidencia apoya la idea de que seres humanos y perros comparten algunas habilidades sociales; el comportamiento sociocognitivo de los perros, por ejemplo, se asemeja al de un niño de entre 6 meses y 2 años de edad, en muchos aspectos”, afirma József Topál, de la Academia Húngara de Ciencias, quien añade que “la utilización de señales ostensibles es una de estas características: los perros, así como los bebés humanos, son sensibles a las señales que indican la intención comunicativa”. Estas señales incluyen la atención verbal y el contacto visual, aunque aun no está claro si los perros utilizan vías similares del cerebro para el procesamiento de las señales.




La mujer que murió golpeada por una sombrilla de playa

¿Conoces el programa “1.000 maneras de morir”? Ese en el que se conocen casos de gente que ha muerto de la manera más extraña posible. Este es uno de esos casos y nos ha metido el miedo en el cuerpo de ir a la playa en un día con mucho viento.

Tan solo bastó el golpe de una sombrilla de playa contra el pecho de una mujer de 55 años para que en apenas 1 hora muriera por una herida en el ventrículo izquierdo de su corazón. El caso ha sido publicado en el Journal of Forensic Sciences (Revista de Ciencias Forenses), y en él se explica cómo la fuerza brutal de más de 362 kilopondios de este objeto volado impactó con tanta fuerza sobre su cuerpo que hizo que le fuera posible respirar o hablar para explicar lo sucedido.

A pesar de que el estudio no apunta dónde fue y cuándo ocurrió, sí que apunta cómo afectó al cuerpo ese golpe tan grande. Además del impacto, la sombrilla logró clavarse por unos instantes en el pecho cortándole algunos músculos y rompiendo parte de sus costillas. Como nunca se llegó a encontrarla, los investigadores usaron una sombrilla básica de playa de 5 kilos de peso para simular en un espacio cerrado con cuánta fuerza pudo volar contra el pecho de la mujer. Si el viento sopla a unos 35 km/h, la fuerza con la que una sombrilla puede impactar contra un cuerpo es de unos 362 kilopondios. Pero según el informe, ese día, había rachas de unos 45 km/h, por lo que el golpe podría haber llegado incluso a los 450 kilopondios.

Otros casos curiosos
El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU apunta que muertes como estas pueden resultar muy extrañas, pero no han sido las primeras. Por ejemplo, ¿sabíais que entre 1999 y 2016, más de 1.000 personas han fallecido por el contacto con cortacéspedes motorizados? ¿O que existen personas que han sido gravemente heridas mientras caminaban con un paraguas bajo la lluvia?

Al menos ahora, ya sabéis que si llevas una sombrilla a la playa, más os vale clavarla bien en la arena.



¿"Día de la Mujer" o "Día Anti hombres"?

Decir que las feministas fustigan a los hombres parece un cliché, una caricatura misógina. El motivo central del feminismo, aseguran sus defensoras, es la lucha por la igualdad. La etiqueta del odio a los hombres es producto o de la difamación, o de un malentendido. Sin embargo, gran parte de la retórica feminista actual ha cruzado la línea que separa las críticas al sexismo de las críticas a los hombres, y se centra en el comportamiento personal: cómo hablan, cómo abordan las relaciones, incluso cómo se sientan en el transporte público. Se destacan los defectos masculinos como condenas absolutas, y cualquier objeción a ello se considera un síntoma de complicidad. Si se hicieran acusaciones similares contra las mujeres, se tacharían de burda misoginia.

Este antagonismo entre los sexos no contribuye a promover una igualdad que aún es incompleta. La obsesión con que los hombres se comportan mal, más bien desvía la atención de problemas más importantes, como los cambios necesarios en el lugar de trabajo para facilitar el equilibrio entre la vida laboral y la personal. Aún más, los ataques a los hombres no sólo provocan la antipatía de muchos varones —y unas cuantas mujeres— sino que los empujan hacia subculturas en las que las reflexiones sobre el feminismo se mezclan con la hostilidad.

Desde que la Declaración de Sentimientos de Seneca Falls, en 1848, enumeró los motivos de queja de la mujer contra el hombre, el feminismo siempre ha sido un desafío para el poder masculino. Pero esas quejas estaban dirigidas a las instituciones, no a los individuos. En la década de los sesenta, Betty Friedan afirmaba que los hombres no eran los malvados, sino unas víctimas más de las presiones sociales y las expectativas de sus mujeres, cuyo sustento y cuya identidad dependían de ellos. Eso empezó a cambiar en los años setenta con el ascenso del feminismo radical y su eslogan “lo personal es político”. Autoras como Andrea Dworkin y Marilyn French representaron a los hombres corrientes como los brutales soldados de a pie del patriarcado.


Ahora, esta tendencia ha alcanzado una nueva cima inquietante: las teorías feministas radicales que consideran que la civilización occidental es un patriarcado han pasado de sus nichos académicos y activistas a la conversación general, amplificadas por las redes sociales. Sean cuales sean las razones de la ola actual de misandria —una palabra usada irónicamente por muchas feministas—, el caso es que existe. Pensemos en la cantidad de neologismos creados para burlarse de unos comportamientos que no son esencialmente masculinos. Sentarse con las piernas abiertas puede ser de hombres, pero también hay mujeres que ocupan un espacio enorme en el transporte público con sus bolsos, sus bolsas y sus pies sobre el asiento. La expresión mansplaining, “explicar como hombre”, se utiliza para calificar cualquier argumento de un hombre que no le gusta a una mujer.

Las cosas han llegado a un punto en el que los ataques superficiales a los hombres son un murmullo constante en los medios digitales más modernos y progresistas. En Broadly, la sección para mujeres de la web Vice incluía hace poco un artículo titulado Un nuevo estudio confirma que los hombres son repulsivos, acompañado de una entrada en su página de Facebook que decía: “¿Eres un hombre? Seguramente eres repulsivo”. El estudio, en realidad, decía algo muy distinto: que la mayoría de hombres y mujeres piensa que, cuando se llama a alguien “repulsivo”, lo normal es que sea un hombre. Si un estudio hubiera descubierto que mucha gente atribuye un rasgo negativo a las mujeres (o a los gays, o a los musulmanes), se habría dicho que era un estereotipo lamentable. Los hombres se la cargan por emitir la más mínima opinión negativa sobre algo relacionado con el feminismo.

Este es un problema importante, y no sólo porque puede hacer que los hombres simpaticen menos con los problemas de las mujeres. En estos días en los que oímos sin cesar que el poder de las mujeres está triunfando y que se acerca “el fin de los hombres” —o al menos, de la virilidad tradicional—, los varones tienen sus propios problemas. En EEUU las mujeres obtienen el 60% de los títulos universitarios; la matriculación de hombres en la universidad permanece estancada en un 61% desde 1994, mientras que la de mujeres ha pasado del 63% al 71%. Los oficios manuales, que eran predominantemente masculinos, están en declive, y mientras aumenta el número de madres solas, muchos hombres carecen de vida familiar. El viejo modelo de matrimonio y paternidad ha quedado obsoleto, pero no terminan de emerger nuevos ideales.

Ridiculizar y criticar a los hombres no es la forma de mostrar que la revolución feminista es una lucha por la igualdad y que queremos contar con ellos. El mensaje de que el feminismo también puede ayudar a los varones se ve menoscabado por guerreras como la australiana Clementine Ford, cuya “misandria irónica” carece muchas veces de ironía e insiste airadamente en que el feminismo sólo defiende a las mujeres. Las burlas sobre las “lágrimas masculinas” —en una camiseta que lucía la escritora Jessica Valenti para retar a sus críticos— parecen especialmente desafortunadas si las feministas quieren poner en tela de juicio el estereotipo del hombre reprimido. Ignorar las falsas acusaciones de violación no es una forma de demostrar que la liberación de la mujer no viola los derechos civiles del hombre. Y decir a los varones que su papel en la lucha por la igualdad de sexos se reduce a escuchar a las mujeres y soportar con paciencia los ataques contra ellos no es la mejor forma de sumarlos a la causa.

Valenti y otras afirman que odiar a los hombres no puede ser perjudicial porque ellos siguen teniendo el poder y los privilegios. Casi nadie niega la realidad histórica de la dominación masculina. Pero hoy, cuando un hombre puede perder el trabajo por una metedura de pata sexista y ser expulsado de la universidad por una acusación de conducta sexual indebida, decir eso implica estrechez de miras. Todo el mundo critica los insultos sexistas contra las mujeres en la red, pero hay poca comprensión cuando se difama a un hombre.

No es absurdo pensar que el sentimiento favorable a Donald Trump está alimentado, en parte, por una reacción contra el feminismo. Y, si bien hay algunos que entran en la anticuada pretensión de “poner a las mujeres en su sitio”, hay otros, en la generación más joven, que perciben el feminismo como un movimiento extremista y anti-hombres. Como muestra esta campaña, nuestra cultura tiene una fractura que necesita desesperadamente cerrarse, no sólo en las guerras entre sexos. Para formar parte de esa curación, el feminismo debe incluir a los hombres, no sólo como aliados sino como socios, con una misma voz y una misma humanidad.


Este artículo fue escrito por la a periodista Eva Vázquez Lima, licenciada en Ciencias de la Información por la universidad Pontificia de Salamanca y doctoranda en la Universidad Complutense de Madrid, ha sido nombrada nueva delegada de Antena3 TV en Galicia.

Nacida en Pontevedra, Eva Vázquez Lima trabaja desde el año 1989 para los informativos de Antena 3 TV desde la delegación en Galicia, con la realización de noticias, así como conexiones en directo.

En dos ocasiones dejó la cadena privada para ejercer como jefa de prensa y de gabinete en la Xunta de Galicia en distintas consellerías.



Trucos para saber si te han bloqueado en Whatsapp

WhatsApp, esa aplicación que se ha hecho indispensable en nuestras vidas como medio de comunicación, permite la opción de bloquear a los contactos para que no puedan enviarnos mensajes, ni acceder a nuestros estados. Tampoco podrán saber nuestra última hora de conexión o nuestra descripción, mucho menos nuestra foto de perfil. Esta función es muy práctica a la hora de cortar relaciones con aquellas personas que nos están «amargando» la existencia digital. Pero, ¿qué ocurre cuando somos nosotros los bloqueados? ¿Podemos saber si nos han aplicado este «correctivo»?

La respuesta es sí. Hay varios indicios que, sumados, nos pueden indicar que, efectivamente, hemos sido bloqueados en WhatsApp. Estos son algunos trucos para saberlo.
  • No se marca el doble marcador en la conversación Cuando envías un mensaje en WhatsApp, existen dos «tics»: el primero indica que nuestro texto se ha enviado desde nuestro móvil; el segundo te informa de que el destinatario lo ha recibido. Si el segundo «check» no aparece en la conversación, puede ser un primer síntoma de que te han bloqueado. En ningún caso, el icono se pondría azul, ya que si no lo ha recibido, no lo ha podido leer. Sin embargo, también puede ocurrir que la persona en cuestión tenga el móvil apagado o que en ese momento no tenga conexión a internet, por lo que tampoco es una señal definitiva.
  • No puedes ver su foto, su descripción o sus estados La mayoría de usuarios de WhatsApp acompaña su perfil con una foto que, dependiendo de su configuración de la aplicación, pueden ver o no los otros usuarios. Puede ocurrir que tenga marcada la opción de que solo accedan a la imagen las personas que tiene guardadas entre sus contactos, por lo que si no tiene tu número en su agenda, no se muestre en tu aplicación. También existe la opción de que, directamente, no tenga imagen. Por último, es posible que te haya bloqueado. Lo mismo ocurre con las descripciones de los perfiles y los estados efímeros: si tampoco puedes ver esta frase que acompaña a la cuenta de la persona que sospechas que te ha bloqueado y llevas un tiempo sin tener una actulización de su estado, podría ser síntoma de que te ha vetado de su lista de contactos.
  • No puedes realizar llamadas de voz Si al abrir la conversación con la persona «sospechosa» de haber llevado a cabo el bloqueo, no puedes realizar llamadas de voz, activa las alertas. Sin embargo, puede ocurrir algo parecido al primer caso, y que el terminal no disponga de conexión en ese momento, por lo que tampoco es una prueba definitiva.
  • No puedes ver ni hora de conexión ni si está en línea Aunque en la actualidad muchos usuarios han deshabilitado la opción de que sea visible su última hora de conexión, hoy por hoy, WhatsApp siempre refleja cuando un usuario está en línea. A no ser que te haya bloqueado. Solo podrás ver la actualización de la última hora de conexión si tú mismo tienes activada esta función, pero puede ocurrir que la otra persona la tenga oculta, por lo que este método no es una prueba irrefutable de bloqueo. Sin embargo, si llevas mucho tiempo sin ver el conocido «en línea» en la parte superior de la conversación, a no ser que abra poco la aplicación, se trata de una señal bastante clara de que no te quiere entre sus contactos.
  • Es imposible añadirle a un grupo Si has reconocido todas estas situaciones en tu relación de WhatsApp con la persona que piensas que te ha bloqueado, solo queda una comprobación: intenta añadirla a un grupo. Los pasos son los habituales: búscalo entre tus contactos y añade al usuario en cuestión. La aplicación no te dará ninguna señal de que no puedes incluirlo en la agrupación, pero a la hora de mirar la lista de los agregados, no te aparecerá (porque, de hecho, no lo has podido hacer). Sin embargo, si es posible que estéis juntos en un chat grupal en el que os haya incluido un contacto en común o en el que tú mismo lo hayas agregado, aunque antes del bloqueo. En este caso, podrás ver sus mensajes, como el resto del grupo.
Si has respondido de forma afirmativa a todas estas situaciones, es casi seguro de que te han bloqueado en WhatsApp.




Ranas y cebollas en la vagina: Los tests de embarazo mas extraños de la historia

Hasta comienzos de los setenta era habitual utilizar ranas en los test de embarazo. Por este motivo las farmacias contaban con su propia caterva de batracios, de croar suave y seductor. Esta práctica se remontaba a décadas atrás, cuando un grupo de científicos descubrieron que al inyectar orina de una embarazada en la rana hembra africana de uñas –Xenoopus laevis- se inducía su ovulación en un plazo aproximado de dieciocho horas.

El conocido método de «la rana» era bastante fiable, ya que acertaba en el 95% de los casos, si bien es cierto que tan solo daba un resultado positivo si la mujer llevaba varias semanas de la gestación. Entre sus aspectos negativos está el hecho de que las ranas quedaban «inutilizadas» durante, al menos, seis semanas después de hacer un diagnóstico.

En otros casos, se inyectaba orina de una mujer en machos de sapos argentinos (Rhinella aeranurm). Cuando la mujer estaba embarazada, se producía la maduración y expulsión de sus espermatozoides. Lo único que tenía que hacer el médico o farmacéutico era esperar dos o tres horas y examinar la orina del sapo al microscopio, buscando las escurridizas y esquivas células masculinas.

Todos estos test tenían una base científica: únicamente las mujeres embarazadas son capaces de producir una hormona específica, la gonadotropina coriónica humana, que es la que induce esas respuestas en los anfibios.

Una cebolla dentro de la vagina
Antes de esto, este tema fue de interés en todas las civilizaciones. En la antigua Grecia, Hipócrates, el padre de la medicina, consideraba que la única forma de saber si una mujer estaba embarazada era introducir una cebolla en la vagina de la mujer a lo largo de una noche. Si a la mañana siguiente la hortaliza conservaba su sabor significaba que la mujer estaba embarazada. Lo que no sabemos es a quién correspondía probar la cebolla.

El papiro egipcio de Lahun es un verdadero tratado de ginecología y obstetricia. Tiene una antigüedad de 3.800 años y, además de contener una receta anticonceptiva, preparada a base de heces de cocodrilo, miel y carbonato sódico, que se introducía como supositorio vaginal, describe un método para saber si la mujer estaba embarazada y, aventurarse sobre cuál sería el sexo del feto.

Los galenos egipcios pedían a la mujer que orinase sobre dos recipientes, uno que contenía semillas de cebada y otras de trigo. Después de unos días se observaba lo que había ocurrido: si no había germinado ninguna semilla indicaba que la mujer no estaba embarazada; si había germinado la cebada, la mujer estaba embarazada y albergaba a un bebe varón, por último si lo que había germinado era el trigo indicaba que el bebé sería de sexo femenino. ¿Qué sucedía si germinaban los dos cereales? Nada se dice al respecto.

Los médicos chinos empleaban un método mucho más sencillo pero no por ello más fiable. Exploraban el pulso de las mujeres para estudiar su regularidad, amplitud, tamaño y determinar si una mujer estaba embarazada. Por su parte, los médicos del Imperio Romano no fueron mucho más sofisticados en su diagnóstico gestacional, ya que determinaban que existía gestación cuando una mujer se comportaba de forma alocada.

A lo largo del Medioevo y hasta bien entrado el siglo XVII, el método más empleado en el viejo continente era observar la orina. Supuestamente, la orina de una mujer encinta tenía un color más blanquecino y dejaba una nube en su superficie.

En fin, la cantidad de sorpresas que se habrán llevado las mujeres a lo largo de la historia de la humanidad con los test de embarazo.





La falsa carrera porno de la Mujer Maravilla

Gal Gadot no ha protagonizado un vídeo porno, al contrario de lo que habrán pensado muchos si se han topado con una película X de la actriz que dio vida a la superheroína Wonder Woman que circula por internet. Tan solo es la última famosa víctima de un hacker informático que se dedica a suplantar la identidad de celebrities sustituyéndolas por actrices porno reales.


Lo mismo ha sucedido con Scarlett Johansson, la joven Maisie Williams de «Juego de tronos» o Taylor Swift, que han visto cómo legiones de fans pensaban que habían participado en el cine porno sin ser cierto.

Esto ha sido posible por el programador informático Deepfake, que ha creado un algoritmo con su mismo nombre con el que sustituye la cara de las actrices por las de otras porno. Y para que este programa esté al alcance de cualquier persona que tenga interés en su uso, el hacker ha colgado en Reddit el «manual» de este algoritmo.

A pesar de que webs como PornHub considera el asunto como «porno de venganza», en cuyo caso sí hay recursos para denunciar, en principio no tiene por qué estar incluido en ese abanico, y por lo tanto las actrices que protagonizan esta invasión de vídeos porno están desprotegidas. Y es que al estar considerado como una sátira y las parodias, estos vídeos porno están protegidos por la Primera Enmienda.


Segunda advertencia: La tierra está en un camino "insostenible"

Hace 25 años, más de 1.700 científicos «preocupados» lanzaron un mensaje a la humanidad advirtiendo de que nuestra forma de vida iba en camino de acabar con el planeta y con nosotros mismos. La carta, firmada por la mayoría de premios Nobel de la época, explicaba que el impacto humano en el mundo natural podría llevar a la miseria y a un planeta «mutilado». El pasado noviembre, llegó la segunda notificación. Esta vez firmada por más de 15.000 investigadores de 184 países (puedes consultar los firmantes aquí) que insistían en que las amenazas descritas la primera vez son cada vez mayores. «Están empeorando alarmantemente», aseguraban. Pocos meses después, el artículo ya es uno de los más comentados de Altmetric, la lista que recoge los estudios con mayor impacto entre el público a nivel mundial.

El documento de la Alianza de Científicos del Mundo se encuentra actualmente en el sexto lugar entre más de 9 millones de publicaciones desde que Altmetric comenzara sus registros hace más de seis años. El lugar en el ranking no implica la calidad científica del contenido, sino su capacidad para llegar a más gente, ser compartido y discutido. Por eso, supone un «termómetro» de las sensibilidades sociales. Con más de 7.100 menciones, el artículo de advertencia es el primero en alcanzar esa posición tan rápido y está ganando terreno al de mayor impacto, la revisión del sistema de salud estadounidense publicada por el expresidente Barack Obama en 2016. La mayoría de los estudios del «top 100» de la lista están por debajo de las 6.000 menciones.

Además, el segundo aviso ha provocado discursos sobre la investigación en la Knéset, el parlamento de Israel, y en el de Canadá, mientras el número de firmantes se incrementa: ha recibido más de 4.500 avales adicionales de científicos desde su publicación en noviembre, por lo que actualmente ya tiene el respaldo de 20,000 especialistas. «La advertencia de nuestros científicos a la humanidad claramente ha tocado la fibra sensible tanto de la comunidad científica mundial como del público», afirma Ripple. Thomas Newsome, coautor del informe de la Universidad de Sídney, ayudó a que este se volviera viral generando casi 9.000 tweets.

Encarecer el carbón
El artículo, escrito por un equipo internacional dirigido por William Ripple, profesor de Ciencias Forestales de la Universidad Estatal de Oregón (EE.UU.), indica que el bienestar humano se verá seriamente afectado por el cambio climático, la deforestación, la extinción de especies, la falta de agua dulce y el crecimiento de la población. A juicio de los firmantes, «estamos yendo por un camino insostenible». Pronto será «demasiado tarde» para «cambiar el rumbo de nuestra trayectoria fallida, y el tiempo se acaba».

La revista científica «BioScience» publica este miércoles tres cartas que comentan el estudio además de una respuesta de los autores de la advertencia. En ella, destacan dos áreas clave para la acción: una pide al comité del premio Nobel de Economía que dé mayor peso a los límites ambientales y la segunda reclama un aumento de los precios del carbón a nivel mundial. «Existen límites ambientales críticos para el crecimiento económico dependiente de los recursos», afirman los autores. Recuerdan que no queda más remedio que actuar. Y rápido, porque la Tierra «es nuestro único hogar».




Barbie celebra el "Día de la mujer" con una edición especial de muñecas

De acuerdo con el sitio de Barbie, el 86% de las madres encuestadas están preocupadas sobre los modelos femeninos a los que las niñas están expuestas. Por esa razón, Mattel lanzó dos series de muñecas para inspirar nuevos roles de género en las pequeñas y celebrar un nuevo Día de la Mujer.


La edición 2018 tendrá en sus “Mujeres inspiradoras” a tres históricas: Frida Kahlo, Amelia Earhart o Katherine Johnson.


Las tres homenajeadas con su propia muñeca son mujeres destacadas en su ámbito a nivel histórico: Amelia Earhart fue la primera mujer aviadora en cruzar el Océano Atlántico; Frida Kahlo fue conocida por su estilo único de pintura y su activismo feminista; y mientras que Katherine Johnson —que les sonará por la película Figuras Ocultas—, rompió los esquemas de las mujeres negras en matemáticas y calculó docenas de trayectorias para la NASA, incluido el vuelo de Apolo 11 que llegó por primera vez a la Luna en 1969.

De acuerdo con Mattel, cada una de las muñecas estará acompañada por un libro con información sobre la mujer que la inspiró. 


Además Mattel lanzará 14 nuevas muñecas de su línea Shero, entre ellas están la snowboarder olímpica Chloe Kim, la directora de “Wonder Woman” Patty Jenkins y la investigadora de vida silvestre australiana Bindi Irwin. Ya tienen su propia muñeca de esta línea la directora Ava DuVernay, la actriz Emmy Rossum, la bailarina Misty Copeland y la gimnasta olímpica Gabby Douglas.