martes, 6 de marzo de 2018

Sólo a los verdaderos genios se les ocurren estas cosas







En algunos lugares de África los posters de películas deben dibujarse a mano







De esta manera Gary Oldman se transformó en Winston Churchill







Chicas musculosas







Fotos "peculiares"







Humor policial







Apuesto que sabes cuál de estos rostros está enfermo

Detectar que un individuo está enfermo y mantenerse alejado de él es una ventaja de cara a la supervivencia. Muchos animales son capaces de percibir la enfermedad de sus semejantes a través de olores y otras señales químicas que sirven para atenuar el impacto de las epidemias. En humanos se sospecha desde hace tiempo que quizá podamos percibir estos pequeños cambios que nos indiquen un problema de salud en otros - como cuando tu madre te dice que tienes mala cara y a las pocas horas caes enfermo - pero las pruebas no eran concluyentes.


El equipo de John Axelsson, del Instituto Karolinska, acaba de publicar los resultados de un estudio que refuerzan la hipótesis de que podemos detectar la enfermedad en el rostro de los demás. El trabajo, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, consistió en inyectar a un grupo de 16 adultos sanos con un placebo y con una solución de lipopolisacáridos, una endotoxina que se encuentra en algunas bacterias como E. coli y que desata una respuesta inflamatoria en el cuerpo similar a la que experimentamos al enfermar. Los voluntarios desconocían qué inyección habrían recibido y fueron fotografiados al principio y después de dos horas de ser inoculados.

Posteriormente, los investigadores reclutaron a otro grupo de voluntarios a los que mostraron las fotos del primer grupo y a los que pidieron que dijeran si las personas que aparecían en ellas les parecían enfermos. En una escala de 0 a 1, los participantes identificaron a los enfermos correctamente con una puntuación de 0,62, lo que está por encima del puro azar. En la segunda parte del experimento se pidió a los observadores que identificaran qué rasgos de los rostros les parecían remitir a enfermedad. En su mayoría identificaron los labios pálidos como la señal mas clara, aunque también indicaron la piel, los ojos rojos o los párpados ligeramente caídos como señales de que alguien no estaba sano.

“Utilizamos una serie de pistas faciales de la cara de la gente y probablemente juzgamos la salud de los demás todo el tiempo”, asegura Axelsson, que investiga en la Universidad de Estocolmo. En general, los sujetos a los que inyectaron endotoxinas fueron identificados como enfermos con más frecuencia, lo que refuerza los resultados. Aún así, los autores consideran que se necesitan más pruebas para mejorar estos resultados y entender mejor este posible fenómeno y si se repite en distintas enfermedades y en diferentes grupos étnicos. Un asunto muy interesante es la identificación de los rasgos característicos que cambian la cara en cada enfermedad. Tal vez permita desarrollar en un futuro aplicaciones que reconozcan síntomas en el usuario por su aspecto, tal y como hace el familiar que te ve mala cara, aunque no sepa decirte exactamente por qué.
* SOLUCIÓN: La composición con las caras de los sujetos que recibieron endotoxinas es la A.




El puente de Canadá que corta el hielo en trozos

Para entender lo que pasa fíjate un poco mas en la foto (o amplíala). 


Está tomada desde un avión. 

Observa que en la parte inferior hay un puente y que el hielo que pasa a través de él queda automáticamente fragmentado en rectángulos y se desplaza hacia la parte superior. 

El puente tiene más de 10 km y une la isla del Príncipe Eduardo con el territorio continental canadiense. 

Como cuentan en The News, en invierno el agua del mar se congela y el viento y las mareas empujan el hielo contra las vigas del puente, de modo que lo corta en fragmentos iguales de 250 metros de ancho. Para entender mejor lo que sucede, te dejo esta otra foto del puente de la Confederación tomada desde tierra:





http://www.fogonazos.es/2018/02/este-puente-en-canada-corta-el-hielo-en.html

El curioso origen de los nombre de varios conocidos personajes de comics, juegos y películas

Todos sabemos que ‘Las Tortugas Ninja’ se llamaban Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello por los grandes artistas italianos del Renacimiento. Existen homenajes que son así de obvios. Sin embargo, algunos de los personajes más queridos de nuestra infancia esconden curiosas y desconocidas historias tras su apelativo.


¿Sabes por qué los superhéroes de Marvel tienen nombres y apellidos que empiezan por la misma letra? ¿Se te ocurre algo que tengan en común los nombres de los protagonistas de ‘El rey león’? Y el perro de George Lucas, ¿qué tendrá que ver con Indiana Jones y con Chewbacca? Todas son anécdotas que las series que veías de pequeño no te contaron. Nosotros sí.

Los superhéroes de Marvel

Igual no te has fijado, pero los nombres de los personajes de esta factoría de cómics tienen una sonoridad muy peculiar. Peter Parker, Stephen Strange, Bruce Banner, Silver Surfer, Dare Devil… ¿A qué crees que se debe? Pues bien, resulta que Stan Lee, archiconocido padre de las criaturas, tenía tantos personajes entre manos que la única forma en que los lograba recordar era tirando de aliteraciones. Aunque se trata de una técnica que viene de lejos. Ya Jerry Siegel, en 1938, instauró la costumbre de dar nombre a los personajes creados mediante aliteraciones de la primera letra. Así, vimos en la serie de Superman a Lois Lane, Lex Luthor, Lana Lang o el mismísimo ClarK Kent (la K final e inicial). ¿A que no lo habías notado?

Bart Simpson

El varón de los retoños Simpson es el único de los miembros de la familia que no se llama como uno de los parientes de Matt Groening, creador de la serie. Margaret (Marge) y Homer eran los nombres de sus padres, Lisa y Maggie eran sus hermanas menores, pero su hermano Mark no tuvo el honor de dar su apelativo al personaje que supuestamente le tocaba. Sin embargo, se inspiró en su naturaleza rebelde para dar vida al bueno de Bart, cuyo nombre es un juego de palabras con ‘brat’ (algo así como “mocoso” o “niñato” en inglés).

Mario

El fontanero racialmente estereotipado de la factoría Nintendo se llamó en un principio Mr. Video y Jumpman (porque era, literalmente, un hombre que saltaba en el videojuego de Donkey Kong). Como necesitaba un nombre mejor, las mentes pensantes de la sede de la firma japonesa en los Estados Unidos se acordaron de su casero, llamado Mario Segale, que al parecer tenía una apariencia semejante a la del personaje. En 1981, la empresa se encontraba en una situación muy delicada, pero tenían en capilla un gran hit con el lanzamiento americano del ‘Donkey Kong’. Al parecer la compañía se había atrasado con el pago del alquiler. Tras una acalorada discusión, Mario Segale finalmente confió en la promesa del presidente de Nintendo of America de que pronto pagarían. Así que los desarrolladores inmortalizaron esa confianza renombrando al personaje estrella de su juego.

Kenny

El amigo que siempre fallece en ‘South Park’ está basado en un colega de carne y hueso de Trey Parker, uno de los creadores de la famosa serie de animación para adultos. Aquel muchacho tenía, al igual que su trasunto en la ficción, la fea costumbre de desaparecer de repente, sin que nadie supiera dónde estaba. En broma, su cuadrilla solía preguntarse si no estaría muerto, lo que dio origen al chiste recurrente: “¡Oh, Dios mío! ¡Han matado a Kenny!”

Aunque no lo creas, en Silicon Valley, esta casa vale dos millones de dólares

Todas las ciudades del mundo quieren tener su propio Silicon Valley, pero ¿vale la pena? Imagina ser profesor y verte obligado a compartir un alquiler de 4000 dólares. Imagina que la mayoría de las viviendas de tu ciudad cuesten más de 1 millón de dólares. Imagina que esta casa de 80 m² sea lo mejor que puedes permitirte con un presupuesto de 2 millones de dólares:


The Mercury News ha publicado una breve descripción en su web:No hay nada particularmente interesante sobre esta modesta casa de una planta en la tranquila y arbolada Plymouth Drive, pero se encuentra en el centro de uno de los mercados inmobiliarios más caros del país.


Las fotos muestran una casa pequeña de color beige con un gran patio trasero, pisos de madera y una gran ventana frontal con contraventanas blancas. Mide 80 metros cuadrados, pero está en un lote de 560, lo que la convierte en la principal candidata para que un nuevo propietario la derribe y construya algo diferente.

Según el anuncio, el propietario pide 2 millones de dólares en efectivo, y no porque se haya vuelto loco. La casa está en Sunnyvale, una ciudad cada vez más popular por su proximidad a las empresas tecnológicas de Silicon Valley. Aquí tienen su sede compañías como LinkedIn. Apple está justo al sur, en Cupertino. Y Google está al oeste, en Mountain View.

Pero, a pesar de la prosperidad de la zona, el precio de la propiedad ha alcanzado cotas tan ridículas que está dificultando el acceso a la vivienda de los más jóvenes, incluso de los que trabajan en el sector tecnológico, y ha disparado el número de personas sin hogar en contra de la tendencia del resto del país. Curiosamente, Sunnyvale es una de las áreas más asequibles.

El precio medio de las casas en Cupertino es de 1,7 millones de dólares. En Menlo Park, la sede de Facebook, de 1,9 millones dólares. Y en Palo Alto, donde está de la Universidad Stanford, de 2,4 millones de dólares. Pero no es un problema exclusivo de los que compran: el precio medio del alquiler para un piso de un dormitorio en San José es de 3295 dólares al mes.

Cuando cepillarse los dientes, usar hilo dental o usar enjuague, según los dentistas

El momento idóneo para lavarse los dientes puede no ser el que piensas. Algunos dentistas tienen opiniones muy concretas sobre cuándo hay que lavarse los dientes. Para complicar las cosas, la higiene bucal también pasa por usar la seda dental o enjuagarse la boca. ¿Es mejor hacerlo antes o después del cepillado?

Todas estas preguntas comenzaron con la revelación que un dentista hizo a un miembro del equipo. Es mejor cepillarse los dientes antes del desayuno, no después. Sus palabras exactas fueron: “Deberías cepillarte los dientes según te levantes. De lo contrario es como si estuvieras desayunando en un plato sucio”.

Es cierto que la boca suele estar sucia al levantarse, especialmente si llevamos retenedores o algún tipo de aparato, pero ¿realmente es tan importante cepillarse los dientes justo antes de ensuciártelos otra vez? Para empeorar nos llega otro consejo que parece contradecir todo lo que hacíamos hasta ahora: Hay que usar el enjuague bucal antes del cepillado, no después.

Con tantas dudas sobre algo tan cotidiano como lavarse los dientes, es hora de contactar con los profesionales. Esto es lo que nos han contado:

Cepíllate antes de desayunar si es posible

No existe ninguna evidencia de que si desayunas sin haberte cepillado las bacterias de tu boca que ingieres con la comida te hará ponerte enfermo. La costumbre de cepillarse antes de desayunar es, por tanto, científicamente opcional. Sin embargo, la idea de comer con la boca sucia resulta tan desagradable que parece buena idea.

Lo que sí es seguro es que es mejor evitar cepillarte los dientes inmediatamente después de desayunar si tu desayuno incluye zumo de naranja o algún otro cítrico o alimento ácido (el café no aplica aquí). El ácido en la comida interactúa con el esmalte de los dientes de manera que el cepillado puede dañarlo a nivel microscópico si nos cepillamos inmediatamente después. Lo ideal es esperar al menos media hora. Mientras esperas puedes enjuagarte.

De todos modos tampoco debes obsesionarte. Esta es un poco una discusión como la del sexo de los ángeles. El doctor Grant Richey es un dentista de Kansas que a menudo escribe sobre temas de higiene dental y explica:

Creo que nunca he visto a un paciente con el esmalte dañado por el mero hecho de haberse cepillado los dientes justo después de beber zumo de naranja. Puedes hacer eso toda tu vida y cuando tengas 100 años seguirás teniendo el esmalte en su sitio.

Usa hilo dentral dos veces al día en cualquier orden
No existe un consenso científico sobre si es mejor usar la seda dental antes o después del cepillado. El Dr. Richey, por establecer un término medio, hace las dos cosas: usa la seda un rato antes, se cepilla y la vuelve a usar. No obstante puntualiza que es cómo él lo hace. No pasa nada si lo hacemos de otra forma.

La doctora Alice Boghosian es portavoz de la Asociación Dental Americana y reduce mucho las normas para una adecuada higiene dental:

Mira, mientras te cepilles dos veces al día con una pasta dental con fluor y uses seda dental o cualquier otro sistema para limpiarte entre los dientes dos veces al día todo va bien. Las personas que se sienten más cómodas usando la seda después de cepillarse son maravillosas no porque lo hagán después, sino porque lo hacen. Hay que limpiarse entre los dientes dos veces al día.

El enjuague mejor al final
La doctora Boghosian explica que el enjuague bucal no es necesario para una correcta higiene. Si lo que quieres es una higiene perfectamente correcta puedes plantarte en el cepillado y seda dental y no pasa nada. Los enjuagues bucales suelen usarse para que tengamos el aliento más fresco y limpio. En ese sentido tiene más lógica usarlo al final del cepillado para que dure más tiempo.

Algunos enjuagues tienen funciones especiales y el doctor Richey los recomienda siempre en función de la salud bucodental de cada paciente. El Listerine, por ejemplo, es bueno matando gérmenes. Hay otros incluso más fuertes, pero es muy buena idea preguntar a tu dentista antes. También hay enjuagues con flúor que pritegen el esmalte y se usan también al final. Sea como sea, si has llegado hasta aquí, es que ya estás haciendo las cosas bien. El problema no son las personas que se interesan por la salud bucodental. El problema son los que no se interesan.