lunes, 5 de marzo de 2018

La obesidad es también una "enfermedad psiquiátrica"

El profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que en este problema, que hasta 2016 afectaba a 70 % de la población en México, inciden factores como la edad de inicio, el grado en que se encuentra, las comorbilidades y las incapacidades físicas, psicológicas y sociales.



"Por ello, atender el problema a nivel psicológico y psiquiátrico llevaría a tener una pérdida de peso mayor al 10 % cada año", sentenció.

Méndez Blanco señaló que, debido a que el diagnóstico y el tratamiento de este padecimiento son multifactoriales, se debería hablar de obesidades y no solo de obesidad.

Durante la conferencia "Las obesidades: enfermedades de diagnóstico sencillo y difícil manejo", el también responsable de la Unidad de Investigación de Obesidad de la Facultad de Medicina, dijo que estas enfermedades son un reto para la salud pública.

"Padecerlas no solo incrementa el riesgo de tener diabetes, hipertensión arterial, coronariopatía, accidentes cerebrovasculares, embolismo pulmonar, enfermedad de riñón y trombosis venosa profunda; también se asocian a la aparición de varios tipos de cáncer", aseguró.

El especialista destacó que la piedra angular en el tratamiento es un cambio de actitud hacia la comida y la vida, pues los medicamentos que existen en el mercado para disminuir de peso tienen efectos adversos pues se pierden pocos kilos y si se suspenden se gana peso rápidamente.

"No existe una píldora mágica. En la atención de este problema la intervención dietética es fundamental. Si alguien hace dieta revierte un mal balance energético y entonces empieza a mejorar el peso", dijo.

Señaló que la mejor dieta debe ser continua y bien hecha.

"Los pacientes deben entender que llegar al peso deseado no es cuestión de uno o dos meses, sino de años, por lo que revertir la obesidad llevará tiempo", concluyó.





5 trucos para sacarle todo el provecho a Netflix

¿Cómo era que vivíamos sin streaming ni video on demand? adoptamos en tiempo récord el cambio cultural de sumar a nuestros hábitos de televisión tradicional el consumo de títulos en el momento que queramos y desde cualquier dispositivo. Hoy estamos acostumbrados a hacer maratones de varios episodios a la vez o descubrir nuevas producciones por fuera de los circuitos clásicos. Mucho de eso se lo debemos a Netflix, la primera compañía que apostó por el streaming y que, por ahora, es la reina del rubro. 

Sin embargo, muchos de sus suscriptores desconocen algunas funcionalidades que pueden hacer que nuestra experiencia sea incluso más confortable. Aquí, cinco trucos para sacarle todo el jugo a nuestra cuenta:

Cómo eliminar un título que vimos y nos avergüenza
Se sabe que los algoritmos de Netflix son su gran arma secreta. Se trata de códigos que entienden nuestros hábitos de consumo y que a partir de las películas y series que vemos -o que, naturalmente, dejamos de ver- nos recomienda títulos que también nos gustarán. Sin embargo, a veces nos arrepentimos de alguna selección o no queremos reconocer que vimos cierto drama que nos hizo llorar en un día en que estábamos particularmente tristes.

Para que no lo tome en cuenta a la hora de las recomendaciones o no aparezca más en "recientemente visto" o "continúe viendo", hay que ingresar a Netflix.com/WiViewingActivity —o entrando mediante nuestro perfil en Cuenta (Account)— y simplemente cliquear en la X junto al título que queremos eliminar. El proceso puede tardar hasta 24 horas y no es posible en el caso de los perfiles para niños.

Cómo ver todas las categorías que existen

Uno de los motivos por los cuales Netflix consiguió entender de mejor manera los gustos de sus usuarios es porque tiene una cantidad enorme de categorías, que no sólo describen un género —como "acción", "comedia" o "drama"— sino que incluye detalles como "películas de crímenes de la década del 70" o "series policiales con mujeres protagonistas fuertes". Se calcula que existen, al menos, 23.458 rubros, aunque el número final es secreto.

Lo que ya no es secreto es cómo acceder a ellas: si uno ingresa a la URL www.netflix.com/browse/genre/XXXX y completa las XXXX con una cifra, llegará a una pantalla con esos títulos. Por ejemplo, 77456 lista todas las "biografías ambientadas en el siglo XX sobre fama" y 11881 muestra las "animaciones para adultos". Se puede jugar a poner números aleatorios o visitar sitios como https://netflixcodes.me que muestra el detalle.

Cómo modificar el idioma, tamaño y color de los subtítulos
Al ser una única plataforma internacional, Netflix cuenta con una treintena de idiomas disponibles, tanto en subtítulos como en audio alternativo. Sin embargo, solo muestra los primeros 5 o 7 idiomas según la región y, en el caso de contenido descargado, sólo 2. Si queremos acceder a otros, simplemente hay que ingresar en netflix.com/subtitles, o desde Cuenta (Account) y seleccionarlo.

Además, se pueden cambiar y personalizar la apariencia de los subtítulos, pero sólo en algunos "dispositivos listos para Netflix", como teléfonos o tabletas con Android, Apple TV, Google Chromecast o PlayStation. Se puede acceder a los detalles de esta función desde el centro de ayuda pero los cambios de subtítulos no están disponibles en todos los idiomas.

Cómo evitar que otros usen nuestra cuenta
Aunque es una práctica común compartir nuestro usuario y contraseña de Netflix con amigos y familiares, su resultado puede ser contraproducente, ya que en ocasiones no podremos usarlo nosotros mismos, ya que hay un número limitado de conexiones simultáneas disponibles. La cantidad de usuarios de la cuenta que pueden ver en streaming al mismo tiempo depende del plan al que estés suscrito.

Si alguien está usando tu cuenta sin tu autorización o no querés darle más acceso, cambiá la contraseña y desde tu cuenta, presiona el botón de "cerrar sesión en todos los dispositivos", lo que obligará a cualquiera a que ponga los nuevos datos.

Cómo ver Netflix sin conexión a Internet
Desde hace tiempo es posible ver Netflix sin conexión a Internet, para momentos como vacaciones en sitios en donde no sabemos si encontraremos una red WiFi abierta, o para vuelos largos o incluso viajes en subte o colectivo. Por una cuestión de derechos, no todos los títulos están disponibles, pero el número es considerable. Si se puede bajar, hay un botón con una flecha que apunta hacia abajo para hacerlo. El plan más económico sólo permite descargar en un teléfono o tablet. Se pueden gestionar los dispositivos desde "Cuenta (Account)".

En el caso de que no hayas descargado el material, pero quieras minimizar el gasto de datos de tu plan de teléfono o cuentes con una mala conexión a Internet, se puede modificar la calidad del streaming en la sección "configuración de reproducción". Allí, hay que cambiar la opción de "automática", que hace variar la calidad de acuerdo a cuán fuerte sea la señal, por "baja" o "media", para que haya un menor consumo.





Creatividad (y otras locuras) con la comida







Hay padres...y padres...







Teniendo una segunda oportunidad...







Fotos en el momento perfecto únicas e irrpetibles







Humor enterrado







Lacoste cambia su logo en favor de la especie en extinción

La marca Lacoste lanzó una edición especial de prendas de vestir donde el tradicional logo de cocodrilo desaparece, dejando su lugar a especies en peligro de extinción.

De esta forma, la marca exhibió de nuevos logos a animales como vacas marinas, cóndores de California, tigres de Sumatra y otras especies amenazadas. La iniciativa fue desarrollada en conjunto con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En total, Lacoste lanzó un stock de 1.775 poleras en su tienda en línea, concentrando un número de 10 especies en peligro de desaparición como nuevos emblemas.

La marca puso en venta 30 prendas con la imagen de una vaca marina, 40 con el logo de una tortuga Batagur, 50 con la figura de un lémur comadreja, 67 con el icono de un rinoceronte, 150 con la figura de un gibón, 157 con la representación de un loro kakapo, 231 con el símbolo del cóndor de California, 250 con imagen la saola, 350 con la figura del tigre de Sumatra y 450 con el logo de la iguana de la isla de Anegada.

Cabe señalar que todos los logotipos conservaron el diseño tradicional de la compañía, verdes sobre un fondo blanco. El precio de venta fue de 150 euros (110 mil pesos), el doble de lo que cuesta una polera tradicional.

Las prendas se agotaron en sólo 2 días, sin embargo, el sitio de Lacoste invita a realizar donaciones en la página web de la iniciativa Save Our Species.


Preocupantes cifras de animales en peligro de extinción
Los animales que son parte de los nuevos logos de esta empresa presentan cifras de sobrevivencia que son preocupantes, ya que se estima que la mayoría estarían extintos en menos de 10 años.

En este sentido, cada número de prendas puestas en venta corresponde a la cifra exacta de especies que quedan vivas en todo el mundo.

En 2017, el Comite Internacional de Recuperación de la Vaquita estimó que sólo quedan 30 representantes del animal marino en el mundo. Mientras que existen 231 especies de cóndores de california vivos en el mundo, de los cuales 181 están en su hábitat natural.
Cabe señalar que esta innovación, en pos de la conservación animal, fue presentada en la Semana de la Moda de París, que se desarrolla desde el 27 de febrero hasta el 6 de marzo de 2018




¿Por qué el aburrimiento provoca sueño?

A todo el mundo le ha pasado estar en una clase, reunión o actividad que lo llena de aburrimiento, entonces llega una primer señal: un bostezo. A partir de ahí comienza una lucha por mantenerse despierto, eso sin importar que una noche antes hayas dormido como un bebé.


¿Qué influye en el sueño?
En primera instancia está la parte biológica:

1. Impulso homeostático: el cuerpo lo necesita para llegar a un estado de bienestar óptimo.

2. Ritmo circadiano: funciona para regular los horarios de sueño con los del ambiente.

Sin embargo, existe uno más que se da por falta de factores que motiven a la personas. De acuerdo con una investigación, publicada en la revista Nature Communications, concluyó que una parte del cerebro (núcleo accumbens) está relacionada con la motivación y el placer; pero justo cuando ocurre lo contrario, también produce sueño.

Los investigadores se dieron cuenta de esta situación porque controlaron las actividades neuronales del núcleo acumbens en ratones. Midieron su comportamiento y así descubrieron que esta parte del cerebro tiene una gran capacidad para inducir al sueño.

A este tipo de sueño se le llama de onda lenta, caracterizado por la tensión lenta y de alto voltaje de las ondas cerebrales.

Ahora ya sabes la explicación científica a esas horas aburridas que te causan un sueño casi inevitable.




Los beneficios de ser pesimista

Existe mucha literatura acerca de las ventajas del pensamiento positivo y ciertamente hay algo de evidencia detrás de esto: muchos estudios sugieren que ser optimista genera una cantidad de recompensas positivas, que incluyen una mejor salud y bienestar. ¿Pero qué pasa con las personas que tienden a ver el vaso medio vacío? ¿Ser pesimista siempre es algo tan malo? Pues no.

Investigaciones recientes sugieren que algunas formas de pesimismo pueden tener beneficios. Y es que el pesimismo trata solo acerca del pensamiento negativo. La ciencia de la personalidad ha revelado que también incluye un enfoque en los resultados: es lo que esperas que suceda en el futuro.

Si bien los optimistas esperan resultados positivos más frecuentemente, los pesimistas esperan que los resultados negativos sean en este caso más probables.

Existe un tipo particular de pesimista, llamado "pesimista defensivo", que lleva este pensamiento negativo a un nivel completamente nuevo que aprovecha como un medio para alcanzar sus objetivos. La investigación ha demostrado que esta forma de pensar no solo puede ayudarlos a tener éxito, sino que también puede traer recompensas inesperadas.

Los expertos sugieren que el pesimismo defensivo es una estrategia que usan las personas ansiosas para ayudarlas a controlar su ansiedad, lo que de otro modo podría hacer que deseen correr en la dirección opuesta a la meta en lugar de perseguirla.

El factor crucial es establecer bajas expectativas para el resultado de un plan o situación particular, como esperar que no te contraten después de una entrevista de trabajo, y luego visualizar los detalles de todo lo que podría salir mal para presentar estos escenarios en el peor de los casos. Esto le da al pesimista defensivo un plan de acción para garantizar que no ocurra ningún percance, como el hecho de practicar para la entrevista y llegar temprano a ella ante la tesitura de llegar tarde o hacer una mala entrevista.

En concreto, un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences demostró que todo tiene que ver con el estado de ánimo negativo. Cuando solicitaron a los participantes del experimento que estuvieran de buen humor, los pesimistas defensivos se desenvolvieron mal en una serie de acertijos de palabras. Sin embargo, cuando se pusieron de mal humor, al ser instruidos para imaginar cómo un escenario podría tener resultados negativos, sus resultados fueron significativamente mejores. Esto sugiere que aprovechan su estado de ánimo negativo para motivarse a sí mismos para lograr un mejor desenlace.

El pesimismo también puede ser más beneficioso que el optimismo en situaciones en las que se esperan noticias sobre un resultado y no hay oportunidad de influir en esa solución (como esperar la conclusión de una entrevista de trabajo).

Cuando el resultado no es tan bueno como los optimistas esperaban, obtienen un mayor impacto en su bienestar y experimentan una mayor desilusión y un estado de ánimo negativo que los pesimistas.

Extrañamente, este tipo de pesimismo incluso puede ayudar a aumentar la confianza. En un estudio que siguió a los estudiantes a lo largo de sus años universitarios, los que eran pesimistas defensivos experimentaron niveles significativamente más altos de autoestima en comparación con otros estudiantes. De hecho, su autoestima se elevó a casi a los niveles de los optimistas durante los cuatro años del estudio.

Esto puede deberse al aumento en la confianza de los pesimistas defensivos para anticipar y evitar con éxito los resultados negativos que habían imaginado previamente.

La estrategia del pesimista defensivo también puede tener algunos beneficios para la salud. Así, por ejemplo, aunque lo normal es que se preocupen más por caer enfermos durante un brote de un virus, también es más probable que tomen medidas preventivas. Por ejemplo, la frecuencia con la que se lavan las manos o buscar atención médica de inmediato cuando experimenten síntomas inusuales.

Además, cuando los pesimistas enferman crónicamente, su visión negativa del futuro puede ser más realista y fomentar el tipo de comportamientos que los profesionales de la salud recomiendan para controlar la enfermedad.

La clave está en que los pesimistas defensivos usan sus expectativas negativas para motivarse a tomar medidas activas de cara a sentirse preparados y tener más control sobre la situación. De ahí que ser pesimista no es necesariamente malo, aunque puedas irritar a los demás. En definitiva, lo que importa es lo que hagas con ese pesimismo.





El teléfono con el que no seremos espiados

Este es el Katim, el nuevo 'smartphone' que evita que su propietario pueda ser espiado.


 La agencia de ciberseguridad DarkMatter, con sede en Emiratos Árabes Unidos, lanzó el pasado jueves en el Mobile World Congress en Barcelona el primer 'smartphone' diseñado para prevenir que las agencias de Inteligencia vigilen a los usuarios, según informó la CNBC.

El Katim, que es un teléfono elaborado íntegramente por DarkMatter para evitar cualquier tipo de filtración de seguridad, se caracteriza por el 'shield mode' (modo escudo), que se activa mediante un botón ubicado en el lateral del teléfono y que desconecta la energía del micrófono y la cámara para que nadie pueda espiar las conversaciones del usuario en cuestión.


Otra de las funciones del innovador 'smartphone' es que maneja todas las aplicaciones a través de un centro de comando, lo cual impide que pueda haber cualquier tipo de ataque mediante las mismas, y, en caso de suceder, se activa un modo de defensa automático.

El director ejecutivo de DarkMatter, Fisal Al Bannai, afirmó que la compañía creó el Katim porque ya cualquiera puede encender el micrófono de nuestro teléfono mientras estamos tranquilamente descansando en casa.




Así de extraños serán los automóviles dentro de 15 años

¿Se consolidarán las plataformas de coche compartido? ¿Habrán desaparecido definitivamente los diésel dentro de dos décadas? ¿Los vehículos autónomos serán una realidad a corto plazo? 

Las preguntas son casi tantas como propuestas aparecen en el mercado del automóvil. Tras casi todas ellas, el mismo problema, idéntica presión medioambiental, parecida inquietud por alcanzar soluciones que satisfagan a consumidores, fabricantes y administraciones públicas.

“Vislumbraremos avances tecnológicos que modificarán el horizonte que tenemos. Hay muchos escenarios posibles –señala Mikel Palomera, director general de Seat–. La conducción autónoma y la electrificación serán protagonistas y conllevarán muchos cambios en nuestro concepto de movilidad”. De hecho, el 15 por ciento de los vehículos que se vendan en 2030-2035 estarán dotados de conducción autónoma, según Bloomberg. Es esta la tecnología que transformará radicalmente el concepto de movilidad como nunca se ha visto en la historia del automóvil.

Aumentará el PIB

“El conductor no percibirá los trayectos, los atascos, como una pérdida de tiempo porque podrá realizar a bordo gestiones relacionadas con su trabajo y su ocio –dice Jesús Alonso, presidente y CEO de Ford España–. Se estima que si los cuatro años de vida que un conductor medio pasa en atascos se convirtieran en tiempo trabajo o de ocio, el producto interior bruto a nivel europeo se incrementaría en 17.000 billones de euros en el año 2050. El aumento de la productividad más la generación de valor en la industria del entretenimiento y de los contenidos que se generarán para disfrute de los pasajeros están detrás de tan astronómica cifra”.

Mortalidad cero

Pero el coche autónomo realizará más funciones. “En lugar de estar aparcado en un garaje, recogerá a los niños al colegio”, continúa Alonso. “O irá al concesionario por su cuenta a hacerse un chequeo tras haber dejado a su propietario en el trabajo”, añade Ivan Segal, director general de Renault España. O, aún mejor, “pemitirá que los técnicos le hagan la revisión a distancia sin necesidad de ir al taller”, apunta Polo Satrústegui, director general de Hyundai España. “Los ciegos tendrán movilidad individual, también los niños y los mayores que hayan perdido su carné.

El coche autónomo favorecerá la libertad del ser humano –opina Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen-Audi España–. Bastará llamarle mediante una app para que vaya a buscarte y, una vez estés en tu destino, se volverá a aparcar a las afueras de la ciudad.

Y lo mejor es que se acercará a la mortalidad cero, porque la seguridad es y seguirá siendo la batalla a librar. Comunicación y conectividad serán los aliados para alcanzar el objetivo: los coches hablarán entre sí y se comunicarán telemáticamente cualquier incidencia, así como la presencia de otros vehículos. Las ciudades y el concepto de movilidad en sí se transformarán de tal manera que hoy es difícil de imaginar.

Los operadores de flotas de coches compartidos se apoyarán en el big data para conocer los flujos de movimiento de sus usuarios por barrios, calles, etc., según apunta Segal. Procesando toda esta información, serán capaces de atender las necesidades de los conductores de una forma más eficaz. “Intentaremos tener coches cerca de los clientes que utilicen el servicio del car sharing de forma regular, es decir, de aquellos que todos los días a la misma hora soliciten uno de nuestros coches –dice Ivan Segal–. Y haremos que los vehículos, de forma autónoma, se sitúen cerca de un estadio cuando haya un gran partido”.

Los últimos avances en computación permitirán analizar ingentes cantidades de datos y evitar que los futuros robot-taxis, por ejemplo, estén detenidos durante horas en una parada sin saber a dónde ir. Estarán justo allí donde se necesiten.“Los semáforos o el mismo alumbrado público cambiarán en función de la intensidad de tráfico; los vehículos conocerán las plazas de aparcamiento libres antes incluso de iniciar su recorrido y, según algunos visionarios, no harán falta las infraestructuras tradicionales porque los centros de control de tráfico analizarán todas las variables para indicar a los coches en circulación cómo actuar en cada momento”, explica Roland Schell, presidente de Mercedes-Benz España.

Así nos engaña el cerebro para hacernos cree que podemos predecir el futuro

Ya sabemos que el futuro no se puede ni adivinar ni predecir. Por eso, el mundo de la adivinación está repleto de farsantes. Pero también existen personas que no se dedican a la futurología y que, en algún instante concreto de su vida, creen sinceramente que poseen la capacidad sobrenatural de tener premoniciones. Ahora, una investigación realizada por especialistas de la Universidad de Colorado ha tratado de averiguar por qué hay personas que realmente están convencidas de que han tenido una experiencia premonitoria.


Para ello, realizaron en el laboratorio un experimento en el que trataron de inducir que un grupo de voluntarios vivieran una experiencia de déjà vu. Con ese nombre se designa a un tipo de paramnesia provocada por algún tipo de fallo cerebral, que hace que quien lo sufre viva una experiencia subjetiva en la que cree sentir que ya ha vivido con anterioridad una determinada experiencia del presente.

Aún no se conoce completamente cómo se desencadena el mecanismo que genera un déjà vu, por eso no es un tipo de experiencia que resulte fácil de inducir en un laboratorio. Para lograrlo, los investigadores usaron la realidad virtual Les mostraron a los voluntarios imágenes de lugares en los que efectivamente habían estado y, luego, otras de otros sitios totalmente diferentes, pero que mostraban una cierta similitud, aunque estaban filmadas desde un ángulo deformado. Pese a ello, muchos voluntarios afirmaron tener la sensación de haber visitado esos sitios, ya fuera en la realidad o a través de sueños.

Y lo más curioso fue comprobar que las personas que tuvieron esa experiencia cercana al déjà vu, tuvieron también por unos instantes la convicción de que podían predecir acontecimientos futuros. Para los autores, el resultado puede sugerir que tal vez la interpretación que nuestra mente hace del déjà vu, sea un mecanismo de autodefensa inconsciente, que nos permite sentirnos más seguros al creer que podremos predecir los peligros futuros.

Respecto al déjà vu, como ya hemos dicho, aún no se conoce de forma exacta el mecanismo de este curioso fenómeno subjetivo. Pero la hipótesis más aceptada es que se debe a un fallo de nuestro cerebro, que hace que se solapen el mecanismo relacionado con la memoria reciente (la de los sucesos que acabamos de vivir), con los de la memoria pasada (la de nuestros recuerdos), provocando que algo que acabamos de ver o que nos acaba de suceder, nos parezca que ya lo conocíamos de antes o que nos había sucedido en el pasado.




Sentimos el miedo en nuestro idioma materno

¿Puede una película dar más miedo si la vemos en castellano que si lo hacemos en su versión original sin subtítulos? La pregunta no es fácil de responder, pero hay indicios que aseguran que tal vez podría ser que sí. 


Es lo que se desprende de los resultados de un experimento realizado por investigadores de la Universidad de Nebrija, la Universitat Pompeu Fabra, y la Universitat Jaume I.

Los autores del estudio realizaron un experimento con 54 voluntarios que tenían el castellano como lengua materna. Todos ellos tenían que contar hasta diez (hacia atrás) mientras se les mostraban en una pantalla una serie de cuadrados de distintos colores. Y a todos se les dijo que cuando apareciesen unos de un determinado color, recibirían una descarga electrica (aunque era mentira).

La particularidad es que a la mitad de ellos se les transmitió el mensaje en castellano y al resto en inglés y, además, los primeros tenían que contar en su lengua materna, y los otros tenían que hacerlo en la extranjera. Y el resultado fue abrumador: aquellos que afrontaron la prueba en castellano mostraron mayoritariamente más signos físicos relacionados con el miedo y la ansiedad, que el resto.

Ahora, los investigadores quieren realizar una segunda prueba para comprobar si se consiguen resultados similares viendo películas de terror en el idioma materno de los voluntarios, o en otra diferente, aunque tengan un buen dominio de ella.





Los ganadores del Oscar 2018

Mejor actor de reparto: Sam Rockwell


Mejor maquillaje y peinado: Las horas más oscuras
Mejor actor: Gary Oldman (Las horas oscuras)

Mejor diseño de vestuario: El hilo fantasma

Mejor documental: Icarus

Mejor edición de sonido: Dunkerque
Mejor mezcla de sonido: Dunkerque
Mejor edición: Dunkerque

Mejor película de habla no inglesa: Una mujer fantástica