domingo, 20 de mayo de 2018

¡No seré ingeniero, pero me las arreglo bastante bien!







La maravillosa variedad y el exhuberante colorido de los corales marinos

Los corales marinos son animales coloniales, salvo excepciones,pertenecientes al filo Cnidaria, la mayoría a la clase Anthozoa aunque algunos son de la clase Hydrozoa (como Millepora). Las colonias están formadas por cientos o miles de individuos llamados zooides y pueden alcanzar grandes dimensiones. En aguas tropicales y subtropicales forman grandes arrecifes. 


La estructura calcárea del coral es blanca, los diferentes colores que presentan se deben, tanto a los diferentes pigmentos de sus tejidos como a unas microalgas que viven en simbiosis con la mayoría de los pólipos coralinos y que reciben el nombre de zooxantelas. 


Tan sólo algunos géneros de corales como Tubastraea, Dendronephthya o parte de las gorgonias no son fotosintéticos. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los pólipos, y se alimentan de los catabolitos del coral (especialmente fósforo y nitrógeno).
Esto, en el caso de los corales fotosintéticos, les proporciona del 70 al 95% de sus necesidades alimenticias. El resto lo obtienen atrapando plancton. Por esta razón el coral necesita aguas transparentes para desarrollarse, para que las zooxantelas realicen así la fotosíntesis.


Los corales no fotosintéticos son animales omnívoros, y se alimentan tanto de zooplancton como de fitoplancton o materia orgánica disuelta en el agua.




El extraño pueblo japonés habitado sólo por (terroríficas) estatuas

Cualquiera que visite este lugar pefectamente puede creer que ha ingresado a la guarida de Medusa el ser de la mitología griega, que convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos..


Pero estas esculturas de piedra son de hecho obra de un artesano japonés que actúa bajo las órdenes de un hombre muy rico llamado Mutsuo Furukawa. 

Algunos miran a los visitantes que pasan, otros inclinan la cabeza hacia un lado inquisitivamente y unos pocos miran tímidamente al suelo 

Se encuentran cerca de la ciudad de Osawano, en Japón, en un pueblo llamado Fureai Sekibutsu no Sato, que se traduce literalmente como 'el pueblo donde puedes conocer las estatuas budistas'. 

Furukawa pagó 6 mil millones de yenes a un escultor chino en 1989 por las figuras y esperaba mantenerlas con él por toda la eternidad.

Collage de (asustadoras) fotos que muestran como la gente cambia con los años

A los 36 años, Bobby Neel Adams se dio cuenta de cómo había cambiado con relación a una foto tomada a la edad de seis años. Luego decidió hacer un collage de la foto de cuando era viejo con una foto de la actualidad. El experimento se transformó en el proyecto fotográfico "AgeMaps": cómo cambia una persona con el paso del tiempo. 

Esta idea se le ocurrió al autor en 1989, cuando los métodos modernos de procesamiento de imágenes no estaban disponibles.

"En una habitación oscura, evalué ambas imágenes y las imprimí en proporciones iguales. Cuando las fotos se secaron, tomé el último retrato y lo puse sobre la foto de mi juventud.

Este método lo usó para docenas de otros trabajos, que combinó en esta serie. El resultado es el que vemos en estos collages de miradas de una misma pesona en fotos tomadas con décadas de diferencia:







¡Uñas WTF!

Un grupo de maquilladores rusos dedicados a la manicura crea estas llamativas (¿feas, raras, terroríficas?) uñas para que ninguna de las clientas que las luzca pase inadvertida en ningún lugar...









Un hombre ante paisajes grandiosos

Andrew Studer lleva veinte años dedicado a la fotografía. Originario de Portland, Oregon, EE.UU. ha recorrido países como Canadá o Islandia en busca de grandes paisajes para destacar todo el poder de la naturaleza y la insignificancia del hombre. Esas imágenes, donde el paisaje deja al hombre como una figura minúscula ante el impresionante entorno, son las que compartimos en este post:







La sorprendente "moda" que vemos en las calles







Tatuajes de impactante realismo