lunes, 9 de octubre de 2017

Imágenes que mirarás una vez, y otra vez...







Jah! Photoshop, dicen!







La delgada línea entre la arquitectura y el cuerpo femenino







Cuando las mascotas se convierten en trolls







Cosas que sólo ocurren los lunes...







Humor insinuante







Por fin: Microsoft anuncia oficialmente que Windows Phone "ha muerto"

La muerte de Windows Phone es algo que lleva ocurriendo desde 2016. La inexsitente publicidad lo que lleva a bajas ventas así como la ausencia de lanzamientos de nuevos móviles han ido anunciando poco a poco su muerte. A finales de 2016, Microsoft dejó de reponer stock de los Lumia en su tienda, y hasta el propio Bill Gates admite que se ha pasado a Android (probablemente a un Samsung Galaxy S8 lleno de apps de Microsoft).

Ahora ha sido el propio Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de Windows, quien ha confirmado en una serie de tweets que Windows 10 Mobile no va a recibir más actualizaciones de software a nivel de funcionalidad, ni tampoco van a lanzar nuevo hardware con este sistema operativo. En su lugar, lo único que seguirán lanzando serán parches de seguridad y para arreglar fallos.

El sistema operativo móvil de Microsoft lleva muerto más de año y medio, pero hasta ahora la compañía no lo había comunicado de manera oficial, ni a través de un canal de prensa ni en boca de ninguno de sus altos cargos. A lo largo de este periodo se ha ido desmantelando poco a poco la sección móvil, con despidos afectando a miles de trabajadores.

El futuro de Microsoft en móviles pasa por el software en iOS y Android
Así, el propio Joe Belfiore admite que él también se ha cambiado a Android, de la misma manera que Bill Gates lo afirmó hace dos semanas. Además, también ha confirmado que Microsoft va a seguir ofreciendo soporte de funcionalidades y apps a través de iOS y Android, donde encontramos cada vez más de sus programas, como Office, Cortana, un launcher que integra notificaciones del móvil en el PC, OneDrive, o el reciente anuncio de que su navegador Edge va a llegar también a iOS y Android.

El principal problema con el que se encontró Windows Phone, en palabras de Belfiore, es que nunca consiguieron que los desarrolladores apostaran por su plataforma. Incluso cuando conseguían que se lanzara una aplicación para la plataforma, era muy difícil que mantuvieran funcionalidades al nivel de Android o iOS, y muchas de ellas acababan desapareciendo. Incluso intentaron pagarles o les escribieron ellos mismos las aplicaciones, pero el volumen de usuarios era tan bajo que a las empresas no les interesaba invertir.

En las últimas actualizaciones de Windows para escritorio la compañía no hacía apenas menciones a la sección móvil, dando a entender que cada vez iba a ir teniendo menos importancia. Por fin, Microsoft ha reconocido que a los usuarios no les interesa tener Windows en el móvil como sí en el escritorio, y hará más fácil la interacción del escritorio y el móvil con sus apps para los usuarios que así lo quieran.

Por tanto, de momento el sector móvil para Microsoft pasa meramente por desarrollar software para iOS y Android, que actualmente se reparten la totalidad del mercado móvil. Un posible Surface Phone de momento está también fuera de la mesa, cuando la compañía incluso podría dejar de lado su actual gama Surface. El futuro software que lancen o vendan en su tienda pasará por fabricantes aliados, con portátiles, tablets y ordenadores de marcas como HP, Lenovo, Dell o Samsung.




La tecnología que "sabe" cuando decir "te odio" puede significar exactamente lo contrario...

“ Te odio”. Esas dos palabras pueden significar cosas radicalmente distintas en función del contexto. No es lo mismo decirle a tu pareja un te odio enmarcado en muecas bobas mientras los dos están borrachos en mitad de una noche de juerga, que escupirlo con ojos bañados de rabia en mitad de una pelea de esas en las que vuelan vasos y las puertas acaban rotas. La situación importa. Pero igual de importante a nivel de significado es la mera enunciación, el acto material de producción de ese enunciado, independientemente de cuál sea el mensaje.

No es solo lo que dices, sino cómo lo dices. La entonación, las duraciones, las pausas y volúmenes también son portadores de sentido, dicen cosas que a veces ni siquiera nosotros mismos notamos. Esa es la idea que subyace a un trabajo de investigación que conecta el 'deep learning' de la inteligencia artificial con nuestras angustias románticas, y que trata de responder a una pregunta que todos, alguna vez, nos hemos hecho:

Para responder a esa eterna duda, un grupo de investigadores de la Universidad de California del Sur puso un algoritmo a "escuchar" horas y horas de sesiones de terapia de 134 parejas reales mantenidas a lo largo de dos años. Los investigadores usaron un software para analizar rasgos de esas conversaciones, como el tono, el timbre y la intensidad de las voces. Alimentaron su sistema con esas variables y con datos sobre la duración y el desenlace de cada relación. A partir de ahí, el algoritmo se puso a aprender.

La Inteligencia Artificial analizó la manera de comunicarse de esas personas. Estudió cuándo y durante cuanto tiempo hablaba cada parte, se fijó en el tono de su voz y en las cadencias durante sus intervenciones, buscó patrones y cotejó sus hallazgos con los desenlaces reales de las relaciones. Luego llegó la prueba de fuego: aplicar esa inteligencia a otras parejas reales.

¿Podría el algoritmo predecir el desenlace de una relación que zozobra, aventurarse a darle una fecha de defunción, simplemente escuchando hablar a las dos partes en una serie de sesiones de terapia?

Lo cierto es que pudo.

Pudo, al menos, demostrar una mayor efectividad en sus predicciones que personas de carne y hueso especializadas en tratar a parejas con problemas. Y lo logró gracias a su estudio de esos elementos indiciales que se desprenden de la enunciación entendida como un mero proceso acústico.

Es decir, resultó que dejando a un lado las palabras, y fijándose solo en esos patrones y características físicas del habla, el algoritmo pudo predecir con un sorprendente grado de acierto si las parejas seguirían o no juntas transcurrido un cierto tiempo.

“Nuestros experimentos, en los que usamos datos de un estudio longitudinal de parejas con relaciones en apuros, mostraron que las predicciones del resultado de esas relaciones obtenidos directamente del análisis de la acústica del habla son comparables o superiores a los obtenidos a partir del análisis humano de otros códigos de conducta”, explican los investigadores en su paper, publicado en PLOS One.

Contretamente, la Inteligencia Artificial fue capaz de predecir con éxito el futuro de las relaciones examinadas en un 79,3% de los casos. Frente a eso, los psicólogos que juzgaron a esas mismas parejas incluyendo en sus análisis atributos como los mensajes expresados y el lenguaje corporal acertaron en un 75,6% de los casos.

De nuevo, no es lo que dices, sino cómo se lo dices. Un te quiero también puede esconder el más puro de los desprecios.

Los investigadores creen que este tipo de herramientas de análisis pueden ser de ayuda en el futuro a la hora de aconsejar a parejas en apuros. Escuchar las conclusiones de la inteligencia artificial podría ayudar a las parejas a ser más conscientes de lo tóxicas que son sus maneras de dirigirse al otro. Aunque también habrá quien diga... si me dicen que todo va a acabar, ¿para qué hacer el esfuerzo?

Identificar para corregir versus la inercia destructiva de la profecía autocumplida. Y en el aire, algunas preguntas:

¿Acabará la tecnología guiándonos también en las cosas del querer?

¿Llegará un momento en el que un algoritmo sea capaz de interpretar mejor que nosotros lo que dicen nuestros corazones?

¿Podrán nuestros teléfonos avisarnos sobre potenciales intereses románticos —de otros hacia nosotros— simplemente escuchando nuestras conversaciones con los demás?

Más allá de su posible utilidad como consejero en materias del corazón, las implicaciones de este tipo de tecnologías llegan también al terreno de los derechos y la privacidad. Porque si una inteligencia artificial es capaz de saber tantas cosas sobre nuestras emociones o nuestras intenciones, incluso a un nivel subconsciente, simplemente analizando los atributos de nuestra voz y la manera en que la usamos, ¿no podría ser usada con fines discriminatorios o intenciones de control social por parte de autoridades o empleadores?





Ser amigo de tu ex: ¿Bueno o Malo?

¿Es posible ser amigo de un o una ex? Depende de por qué queramos continuar la relación, según ha descubierto un estudio llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Kansas (EE. UU.). Investigaciones anteriores han sugerido que alrededor del 60% de las personas deciden mantener la amistad después de una ruptura. "Seguir siendo amigo de tu ex es un fenómeno muy penetrante en la sociedad", comenta Rebecca Griffith, líder del trabajo que publica la revista Personal Relationships.

El hecho de que sea habitual no tiene por qué ser positivo, pues estas amistades no siempre son exitosas.

En el estudio, los investigadores desarrollaron una manera de examinar las razones por las que una persona querría continuar la amistad tras terminar una relación romántica. En un experimento, que incluyó a más de 170 mujeres y más de 110 hombres, los expertos probaron esta nueva técnica de medición, que consistió en varios cuestionarios. En un segundo experimento, con cerca de 300 mujeres y casi 250 hombres, confirmaron que los cuestionarios funcionaban, confirmando los resultados anteriores.

La amistad con un ex no siempre es acertada

Los psicólogos descubrieron 4 razones principales por las que alguien decide seguir siendo amigo de un ex después de una ruptura. Las conclusiones fueron presentadas en la reunión anual de la Asociación de Psicología Americana (APA).
  • La primera razón es la seguridad: una persona decide continuar la amistad con su ex pareja porque él o ella no quiere perder el apoyo emocional de su ex, el asesoramiento o la confianza.
  • La segunda razón es que es práctico mantener una amistad: tal vez haya razones económicas para seguir siendo amigos; o quizá si hay pequeños involucrados, también es práctico mantener la amistad con la ex pareja.
  • La tercera razón es la cortesía. Querer ser cortés y no dañar los sentimientos de las otras personas puede ser también un motivo de peso para mantener la amistad con el ex.
  • La cuarta y última razón es que es posible que aún conservemos ciertos sentimientos románticos por un ex.
Los investigadores descubrieron que la razón por la que las personas deciden seguir siendo amigos tras la ruptura se asocia con el tiempo que durará la amistad y lo positivo que será para uno mismo.

Las personas que decidieron continuar la amistad por razones prácticas fueron las más exitosas, según el estudio. Estas amistades duraron mucho y fueron consideradas positivas (lo que significaba que la amistad hacía que una persona se sintiera segura y feliz).

Cuando seguían siendo amigos por razones relacionadas con la seguridad, las amistades resultantes tendieron a ser positivas.

En cuanto a los deseos románticos no resueltos, esta razón fue asociada con sentimientos más negativos, pero paradójicamente con amistades más largas. En otras palabras, "a pesar de que no se está cosechando ningún beneficio de la amistad, tiende a permanecer en más tiempo", aclara Griffith.

En términos generales, dos de las razones por las que deseamos seguir siendo amigos de un ex están relacionadas con las necesidades emocionales (seguridad y deseos románticos no resueltos) y dos de las razones no son (razones prácticas y cortesía) representan los motivos no emocionales que están en última instancia vinculadas a una amistad más exitosa.





¿Por qué cuando nos aburrimos nos da sueño?

Empecemos por el principio. ¿Qué procesos biológicos controlan el sueño? Los científicos están muy de acuerdo en que existen dos principales: el primero es el impulso homeostático, es decir, una demanda del cuerpo, que necesita situarse en un estado de bienestar ideal para su supervivencia (como el hambre o la sed); el segundo es un proceso circadiano, que nos impulsa a regular nuestros 'horarios internos' con los de la propia Tierra.

Pero el sueño no es un impulso totalmente irrefrenable. Como seres humanos, somos capaces de desafiar la necesidad de dormir en los momentos en que hay que mantener la atención. Por eso, ¿por qué el sueño nos invade más fácilmente ante situaciones aburridas, por mucho que intentemos resistirnos?

Gracias a investigaciones previas, existe un consenso entre los científicos con respecto a que los factores cognitivos y emocionales también influyen en el comportamiento sueño-vigilia; sin embargo, se desconocían los mecanismos precisos del circuito que subyacen a sus efectos sobre el control del sueño. Hasta ahora.

Una investigación publicada en la revista Nature Communications ha llegado a la conclusión de que una parte del cerebro que está asociada con la motivación y el placer, el núcleo accumbens, también puede producir sueño. Un hallazgo que puede explicar por qué tenemos la tendencia a quedarnos dormidos en ausencia de estímulos motivadores, es decir, cuando estamos aburridos.

Los científicos utilizaron técnicas genéticas y ópticas para controlar las actividades de las neuronas del núcleo acumbens en ratones. Además, midieron los comportamientos que estaban mediados por dichas neuronas. Como resultado, el equipo descubrió que las neuronas del núcleo accumbens tienen una capacidad extremadamente fuerte de inducir el sueño; tan poderoso que no se diferencia del sueño que provocan los procesos circadianos y homeostáticos que mencionábamos al inicio del artículo.

Este tipo de sueño 'natural' se conoce como sueño de onda lenta, pues se caracteriza por la tensión lenta y de alto voltaje de las ondas cerebrales.

La clave está en los receptores de adenosina
"El clásico somnógeno adenosina es un fuerte candidato para provocar el efecto de sueño en el núcleo accumbens", según Yo Oishi, autor principal del estudio.

Los científicos conocen desde hace tiempo que la molécula adenosina representa un estado de deficiencia relativa de energía e induce el sueño a través de los receptores de adenosina. Y un subtipo específico de receptores de adenosina, los receptores A2A, están expresados en el núcleo accumbens.

Precisamente, la cafeína, el psicoestimulante más consumido en el mundo, produce su efecto de excitación también en el núcleo accumbens, al bloquear estos receptores A2A.

Los responsables de este descubrimiento es un equipo internacional de científicos, del Instituto Internacional de Medicina del Sueño (WPI-IIIS) de la Universidad de Tsukuba, en Japón, y del Departamento de Farmacología de la Universidad de Fudan en la Escuela de Ciencias Médicas Básicas, situado en Shanghái, China.

Los compuestos que activan los receptores A2A en el núcleo accumbens pueden abrir vías terapéuticas seguras para el tratamiento del insomnio, uno de los problemas más comunes del sueño, con una prevalencia estimada del 10-15% en la población general y del 30-60% en la población adulta.




La tecnología que permite usar hasta tu taza de café (o tu gato) como control remoto

Las frustrantes búsquedas del mando a distancia, perdido entre los cojines del sofá, podrían terminar para siempre, y estos objetos, pasar a convertirse en nostálgicas piezas de museo, como los teléfonos de disco giratorio, los casettes, o incluso, los móviles de botones, con aspecto de 'ladrillo'.

Una nueva tecnología de control de gestos que permite convertir objetos cotidianos (vivos o inanimados) en un control remoto podría revolucionar la forma en que interactuamos con televisores y otras pantallas.

Puedes escoger que tu taza de café ajuste el volumen moviéndola lateralmente, o que una sacudida de cabeza permita cambiar de canal.

El sistema se denomina Matchpoint, y puede seleccionar diferentes objetos, seres, o incluso partes del cuerpo para controlar los canales de televisión. Funciona mediante la visualización de objetivos móviles que orbitan en torno a un pequeño menú circular en la esquina de la pantalla. Para activarlo, la pantalla del televisor primero identifica las funciones a través de diferentes iconos, como el volumen o el cambio de canal.

Después, una vez que una función ha sido seleccionada, podrás escoger tu mano, tu cabeza o un objeto de tu entorno y vincularlo con dicha función. Una vinculación que los científicos han denominado 'acoplamiento espacial espontáneo'. Importante: el objeto vinculado debe estar en el campo de visión de una webcam, instalada en la pantalla.

Por ejemplo, puedes escoger que tu taza de café ajuste el volumen moviéndola lateralmente, o que una sacudida de cabeza permita cambiar de canal. Eso sí, el objeto deseado mantiene su función siempre que la webcam instalada en la pantalla detecte su movimiento; si no, la función se desactiva.

"Incluso puedes cambiar de canal con el gato", dicen los desarrolladores.

A diferencia de la tecnología de control de gestos existente, busca movimientos giratorios que no requiera calibración, o que el software tenga conocimiento previo de objetos. Esto proporciona mucha más flexibilidad y facilidad para el usuario, ya que funciona incluso cuando las manos están llenas, y mientras se está de pie o tumbado en el sofá.

Si bien este avance no parece sorprendente a priori, dado que la tecnología ya puede desde hace tiempo reconocer objetos y personas, es la primera vez que un usuario no necesitará aprender comandos específicos para activar diferentes funciones, y será capaz de acoplar y desacoplar a voluntad.

Además de los televisores, esta tecnología también se puede utilizar con otras pantallas. Por ejemplo, los tutoriales de YouTube, (cómo arreglar la rueda de tu bici o diez ideas de pasteles para hornear), se pueden pausar fácilmente y rebobinar en móviles y tabletas.
Las funciones son inmensas. Pueden crearse múltiples punteros para permitir que más de un usuario apunte a dibujos o imágenes en pizarras interactivas simultáneamente. Matchpoint también permite a los usuarios manipular imágenes en pizarras utilizando dos manos para acercar y alejar, y girar las imágenes.

"Incluso puedes cambiar de canal con el gato", dicen los desarrolladores.

Los investigadores creen que Matchpoint también es adecuado para ser utilizado como una herramienta de accesibilidad para las personas que no pueden usar punteros tradicionales, como controles remotos y un ratón y teclado.

Uso quirúrgico
Los investigadores creen que el nuevo software es muy útil para manejar pantallas mientras se realizan otras tareas, como la cocina, dado que no es necesario que las manos estén desocupadas para sus funciones.

Esto ha dado pie a que los profesionales de la medicina muestren interés en esta nueva tecnología. Los cirujanos a veces necesitan tener acceso a determinada información en la pantalla mientras intervienen, por ejemplo. "No necesitarán tener herramientas al lado ni tocar nada durante una operación, lo que resultaría antihigiénico", indica el desarrollador del software, el Dr. Christian Clarke, de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido.





El pegamento quirúrgico que sella heridas en segundos

Un equipo internacional de investigadores, liderado por ingenieros biomédicos de la Universidad de Sídney (Australia), ha desarrollado un pegamento quirúrgico elástico y adhesivo que podría transformar por completo los tratamientos de emergencia sellando heridas críticas en la piel o los órganos, sin la necesidad de emplear grapas o suturas. Y todo en un minuto.

El gel se basa en una sustancia bautizada como Me-Tro, una proteína híbrida elástica, que puede ser inyectada tanto en heridas internas y externas para sellarlas y estimular la curación.
Este pegamento podría ser, literalmente, un salvavidas, pues apenas tarda 60 segundos en sellar las heridas sin detener la expansión natural del tejido, como ocurre, por ejemplo, en pulmones, corazones y arterias, que por su funcionamiento natural están inclinados a heridas reabiertas constantemente. Con este pegamento, no sucedería, debido a sus características elásticas y adhesivas.

Tras la aplicación, MeTro solo requiere un baño de luz ultravioleta para solidificarse sobre la herida.

Por el momento, los ensayos se han limitado a modelos animales (concretamente en arterias y pulmones de roedores y en pulmones de cerdos), pero los ensayos con humanos ya están en marcha, y los resultados hasta la fecha son increíblemente prometedores.

"La belleza de la formulación de MeTro es tal que tan pronto como entra en contacto con las superficies de los tejidos, se solidifica en una fase similar a un gel sin huir", comenta Nasim Annabi, coautor del trabajo que publica la revista Science Translational Medicine.

Al bañar la zona con luz, el sello se coloca de forma muy precisa, pues se ajusta a la forma de la herida y se adhiere firmemente a las estructuras de la superficie del tejido.

Las heridas tratadas con este pegamento pueden curarse en la mitad de tiempo en comparación con los puntos o las grapas y, si se requiere cirugía, MeTro también podría simplificar ese procedimiento. Pues gracias a una enzima degradante incorporada en el pegamento, podría modificarse para durar cierto tiempo (entre horas y meses) dependiendo del tipo de lesión.

En situaciones de emergencia donde la velocidad es crítica, este pegamento podría salvar muchas vidas, sellando heridas.

"Cuando ves MeTro, puedes ver que actúa como un líquido, llenando las lagunas y ajustándose a la forma de la herida. Las aplicaciones potenciales son poderosas - desde el tratamiento de heridas internas graves en sitios de emergencia, como pueden ser los accidentes automovilísticos y en zonas de guerra, así como la mejora de las cirugías hospitalarias", explica Anthony Weiss, coautor del estudio.

Según los expertos, el gel es fácil de aplicar, se puede almacenar fácilmente, y trabaja en estrecha colaboración con el tejido natural para curar una herida, pues se degrada sin dejar ningún tipo de residuos tóxicos en el organismo.

"Hemos demostrado que MeTro funciona en diferentes configuraciones y soluciona problemas que otros selladores disponibles no pueden. Ahora estamos listos para transferir nuestra investigación a las pruebas con seres humanos y espero que pronto MeTro se use en la clínica, salvando vidas humanas", finaliza Weiss.



La luna tuvo atmósfera según confirmó la NASA

Un nuevo estudio, apoyado por la la NASA, muestra que hace 3.000-4.000 millones de años, la Luna contaba con una atmósfera a su alrededor gracias a intensas erupciones volcánicas que expulsaron los gases sobre la superficie más rápidamente de lo que estos podían escaparse al espacio. El estudio ha sido publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Recordemos que los análisis de muestras de las misiones Apolo evidenciaron que los magmas en el momento en que la Luna todavía estaba caliente y generaba plumas magmáticas que casualmente rompían la superficie lunar y fluían durante cientos de kilómetros, también transportaban componentes de gas, como por ejemplo monóxido de carbono, azufre, ingredientes para el agua y otros compuestos volátiles.

Así, los gases que se elevaron de las lavas en erupción mientras fluían sobre la superficie, se acumulaban alrededor de la Luna formando una atmósfera transitoria. Según los expertos, esta atmósfera era más espesa hace unos 3.500 millones de años (en el culmen de actividad volcánica del satélite) y habría persistido durante unos 70 millones de años antes de acabar perdiéndose definitivamente en el espacio.

La atmósfera de la Luna duró unos 70 millones de años
"La cantidad total de H2O liberada durante el emplazamiento de los mares de basalto es casi el doble del volumen de agua en el Lago Tahoe de EE.UU (que tiene una superficie de 496,2 km²). Aunque gran parte de este vapor se habría perdido en el espacio, una fracción significativa podría haber llegado a los polos lunares, lo que significa que algunos de los volátiles que observamos en los polos de la Luna pueden haber surgido dentro de la Luna ", explica Debra H. Needham de la NASA.

Parece que esta nueva investigación conduce a un cambio drástico en nuestra visión de cómo era la Luna, comenta David Kring, coautor del trabajo. Y es que cuando la Luna poseía tal atmósfera, estaba casi 3 veces más cerca de la Tierra de lo que lo está hoy y habría aparecido casi 3 veces más grande en el cielo. El espectáculo tenía que ser grandioso (¿imaginas una superluna en esta época?).

Qué supone este hallazgo
Tiene una gran implicación de cara a la exploración futura, pues el análisis efectuado por los científicos cuantifica una fuente importante de compuestos volátiles que pueden seguir atrapados en las regiones más frías de la Luna. Estos compuestos podrían proporcionar una fuente de hielo más que interesante para un programa continuado de exploración lunar.

La alta abundancia de elementos volátiles -químicos y moléculas que tienen puntos de ebullición relativamente bajos-, como el agua, el dióxido de carbono y el hidrógeno- en los cráteres de basalto será importante también de cara a construcciones futuras en la luna. El material volcánico es rico en recursos que podrían usarse para hacer agua y obtener combustible para apoyar un puesto avanzado lunar.

Por encima de todo, el nuevo estudio nos muestra cuánto tenemos aún que aprender. El cuerpo celeste más cercano a nuestro alcance, el único mundo extraterrestre en el que la especie humana ha caminado, la Luna, tenía una atmósfera que durante años ha pasado desapercibida ante nuestros ojos. Vivir en la Luna se vuelve cada vez más factible.