miércoles, 10 de mayo de 2017

6 verdades sobre cuando te gusta alguien







La notable diferencia de las mascotas antes y después de la adopción







Siempre habrá un momento para una cerveza







¿Quienes fueron los "genios" que diseñaron estos productos?







¿Existe una fórmula matemática para elegir la cola mas rápida?

A todos nos ha pasado. En el aeropuerto, en el supermercado o en cualquier otro lugar donde existen colas. Eliges la que parece que va más rápida (o es más corta) y en poco tiempo descubres que la otra cola avanza con gran rapidez mientras tú te quedas en la misma posición. ¿Por qué siempre a mí?


Lo cierto es que cuando se trata de una cola y de elegir aquella que supuestamente nos llevará menos tiempo esperando, la opción intuitiva no suele ser la más rápida. ¿Existe una razón para que se ralenticen en el momento que elegimos? ¿Hay alguna manera de elegir “la mejor” cola de antemano? Veamos qué dicen las matemáticas.

Lo normal es que si hacemos caso a la intuición nos situemos en aquella cola que nos resulta más corta. Es normal y tiene sentido, si es más corta es posible que sea porque la persona en el mostrador o la caja es más eficiente que la persona en la cola larga, posiblemente menos eficiente o inexperta. Esto, matemáticamente, no es cierto.

Si no tenemos la información correcta, este análisis es incluso perjudicial en nuestro juicio buscando la cola más corta. Un ejemplo: si la cola corta en el supermercado tiene dos carritos muy llenos y la cola larga tiene cuatro cestas relativamente vacías, muchas personas se unirían realmente a la cola más larga. Si los cajeros son igual de eficientes, la cantidad importante en este caso es el número total de elementos de la cola, no el número de clientes.

En cambio, si los carritos no estaban muy llenos pero las cestas de mano sí, no sería tan fácil de estimar y la elección no estaría tan clara. Este ejemplo tan sencillo sirve para explicar el concepto matemático de la distribución del tiempo de servicio. Se trata de una variable aleatoria que mide cuánto tiempo le llevará a un cliente ser atendido. La misma contiene información sobre el promedio de tiempo de servicio y sobre la desviación estándar de la media, la cual representa cómo el tiempo de servicio fluctúa dependiendo de los diferentes tiempos que necesita cada cliente.

Luego tenemos otra variable muy importante a tener en cuenta: la frecuencia con la que los clientes se unen a la cola (la tasa de llegada). Esto depende de la cantidad promedio de tiempo que pasa entre dos clientes consecutivos que entran en la tienda. Cuantas más personas lleguen a usar un servicio en un momento específico, más largas serán las colas.

Bien, ahora y dependiendo de cuáles sean estas variables, la cola más corta podría ser la mejor opción (o quizás no). Por ejemplo, en un establecimiento tipo McDonald’s puede haber dos cajeros que toman los pedidos y aceptan el dinero. En este caso parece razonable que la mejor opción es unirse a la cola más corta, ya que el tiempo que toman los cajeros no varía mucho.

Todas estas variables matemáticas sirven para elegir la cola más rápida (o más corta). Desafortunadamente, en la práctica es difícil saber exactamente cuáles son las variables relevantes cuando entramos en una tienda. ¿Qué hacer entonces? Debemos intentar adivinarlo, o bien a través de las variables, o bien confiando en trucos psicológicos como unirnos a la cola más a la izquierda porque la mayoría de los diestros giran a la derecha de manera natural. Sí, el factor suerte.

Cómo saber si elegimos la cola correcta
Una vez que estás en la cola llega el momento de averiguar si acertaste. Muchas veces lo hacemos observando la longitud real de la cola para compararla con el promedio. ¿El problema? Si intentas medir el tiempo que tarda la primera persona en la cola para recibir el servicio, probablemente creerás que has elegido mal.

¿Por qué? La explicación la encontramos en la denominada como paradoja de la inspección. Técnicamente no es una paradoja lógica real, sino que va en contra de nuestra intuición. Si comenzamos a medir el tiempo entre clientes cuando te unes a una cola, lo más probable es que el primer cliente que veas tarde más tiempo que el promedio en el que se va a servir. Esto te hará sentir que elegiste la cola equivocada.

Dicho de otra forma, mientras que las matemáticas nos pueden ayudar a la hora de tratar de determinar la cola más rápida, una vez que hemos elegido lo mejor que podemos hacer es dejar de pensar si nuestra elección fue la acertada o no. Después de todo, ya elegiste.



¿Por qué los análisis se hacen en ayunas?

No ingerir alimentos durante las ocho horas anteriores a la extracción de sangre garantiza que no se produzcan alteraciones bioquímicas.


Entre la última comida y la extracción de sangre tienen que transcurrir al menos ocho horas por dos razones. La primera parece lógica: después de tomar alimentos puede cambiar la concentración de algunos parámetros que se miden en la analítica, como el colesterol, la glucosa, los triglicéridos y las transaminasas. De hecho, después de comer grasas, los lípidos pueden verse en el plasma, porque lo tiñen de amarillo.

Y aunque algunos estudios indican que la incidencia en esos valores es mínima si se ingiere un desayuno normal, mejor evitar cualquier posibilidad de alteración bioquímica. También se recomienda alargar el ayuno hasta las catorce horas si el paciente presenta previamente altos niveles de triglicéridos.

La segunda razón es quizá menos evidente y tiene que ver con la tecnología que se usa para analizar la muestra: los equipos están pensados para manipular sangre limpia, y la que discurre por el cuerpo tras la ingesta no lo es, pues tiene en suspensión sustancias que podrían interferir en el funcionamiento del aparato y en los resultados.

Con los análisis de orina no ocurre lo mismo; tomar la muestra en ayunas no altera nada la presencia o no, por ejemplo, de los microorganismos responsables de las infecciones. Se recoge la de primera hora de la mañana porque es la más concentrada y contiene los productos de desecho que los riñones han producido durante la noche.

Otro consejo de los médicos es dejar que fluya un poco la orina antes de recogerla, porque la presencia de bacterias es mayor a medida que avanza la micción.



Humor jabonoso







Medidor de Pechos de modelos y otras profesiones insólitas

MEDIDOR DE PECHOS DE MODELO

Probablemente son muchos los que desearían desempeñar este trabajo. Parece ser que también son pocos los afortunados que se dedican a esta labor. Desconocemos que utensilios utilizarán para ello, si el metro de toda la vida o si por el contrario utilizarán el palmo.
SEXADOR DE POLLOS

Trabajo muy curioso pero muy importante. El trabajo de sexador es fundamental y resulta muy difícil distinguir las aves machos de las hembras cuando nacen. Estos expertos son capaces de detectar su sexo en tan sólo cuatro segundos y saben apreciar diferencias imperceptibles para el ojo humano. Sólamente es necesario una lámpara y una mascarilla para no tragar el plumón de las aves. Con mucho cuidado se analiza su recto y se determina el sexo mediante la observación de las diferencias sutiles de musculatura entre machos y hembras, ya que su aparato genital no es fácilmente visible. Es una operación indolora, pero que requiere un manejo habilidoso del animal. Como datos curioso podriamos añadir que sólo existe una escuela para formar sexadores de aves, y se encuentra en la ciudad de Nagoya en Japón.

CATADOR DE COMIDA PARA PERROS

Cuando las etiquetas dicen que un producto no está testado en animales es que es está testado en ellos: Los catadores de comida perruna y gatuna. Como si un catador de vinos se tratara, observa, huele y saborea el manjar. Según su experiencia, aseguran que los perros disfrutan de todos los alimentos mientras tengan un olor agradable. Por el contrario, los gatos son más delicados a la hora de comer. Su comida favorita no son las albóndigas ni el arroz sino la comida para gatos de luho de pollo con verduras. Para evitar la halitosis, (porque para esto también hay un trabajo) beben mucha agua y mascan muchos chicles.

DIRECTORA DE COLEGIO PARA CHICOS QUE QUIEREN SER CHICAS

En teoría lo más raro aqui es el colegio como tal y no el trabajo de director en un instituto donde los varones desearían ser mujeres. Al fin y al cabo la enseñanza debería ser la misma. Es susodicho colegio y como no podía ser de otra manera se encuentra en Nueva York.

ADORNAR EDIFICIOS EN NAVIDAD

Que sea un trabajo curioso no signfica que esté bien remunerado, y este es uno de ellos. Consiste en adornar los edificios en las épocas navideñas. El inconveniente es que no puedes dedicarte a esta tarea sólamente puesto que la navidad se acaba. También es considerado de cierto riesgo puesto que colocar un reno de tres metros en lo alto de un tejado no debe ser tarea fácil. También hay que tener cuidado con el cableado y las luces, un chipazo y ...

BUZO DE PELOTAS DE GOLF

Buscar tesoros enterrados o buques hundidos ya ha pasado de moda. Lo que se lleva es zambullirse en las profundidades de los depósitos de agua de los campos de golf y sacer el llamado 'oro blanco'. Posteriormente estas pelotas se lavan y se venden de nuevo. Una mujer de Okahoma, descubrió por casualidad el negocio y dejó su trabajo en el parque temático de Disney World para dedicarse al rescate y lavado de bolas de golf perdidas y le ha ido muy bien.

EXAMINADOR DE NIEVE

Los investigadores de nieve también son ecologistas. Su misión consiste en recolectar y analizar cristales de hielo en la nieve para estudiar los efectos de la contaminación en las zonas nevadas. Si el próximo invierno van esquiando y se encuentran con una persona en el suelo, no se preocupe es el examinador de la nieve.

Superheroes minimalistas

La diseñadora gráfica Nancy Sokolo realizó un creativo trabajo donde convirtió a los superhéroes de DC & Marvel en pictogramas. Los reconocés a todos?