AJ

AJ
325 JUEGOS

sábado, 1 de diciembre de 2012

"Se buscan ladrones" increíble llamado de una página rusa.

El cibercrimen se cobra 18 víctimas por segundo y genera un volumen de negocio por valor de 85.000 millones de euros , según los expertos. Un grupo de ciberdelincuentes han dado un osado salto cualitativo al publicar un anuncio en el foro ruso Secret Agent demandando los servicios de ladrones online para saquear cuentas bancarias online. La red ofrece cobertura técnica a los hackers freelance a cambio del 40-45% de su botín, y alardea de mover entre 30.000 y 100.000 dólares diarios para sus clientes.

El anuncio que ilustra este artículo ha sido obtenido por la web especilizada Krebson Security en el citado foro, de acceso restringido. Según la traducción del ruso al inglés que hace la página de seguridad informática, éste es el texto del anuncio:

“Buscamos agentes extranjeros en California, Florida, Illinois y Nueva York.
Ofrecemos un servicio conveniente para nuestros socios:
-Un interfaz único, respuesta rápida.
-Actuamos al instante ante nuevas tareas.
-Adaptamos cada acción de una mula [“money mule”, la persona encargada de blanquear o mover el dinero entre países] a los requisitos del cliente.
-Pagos a través de WebMoney/Liberty Reserve/Western Union. Conversión de moneda a través de WU/MG.
-Pago en metálico de D + P [dump & PIN: robo de tarjetas de crédito].
-Envío por correo o mercancía de lujo robada en tiendas.
-Las mulas están disponibles para otras transacciones interesantes.
Somos serios: el cliente no será engañado.


El anuncio también informa de que los “clientes” (léase, cómplices en los robos) tienen acceso a un panel remoto privado mediante el cual pueden conocer en tiempo real la evolución de sus actividades fraudulentas. El servicio también puede contratarse para expoliar cuentas bancarias usando tarjetas falsificadas.

Los “agentes extranjeros” (en realidad, rusos afincados en otros países: el anuncio sólo está en ruso) suelen ser estudiantes que están legalmente en EEUU gracias a un permiso provisional de residencia, llamado J1, siempre según Krebson Security.