Principal

AJ

AJ
331 JUEGOS

miércoles, 20 de junio de 2012

Cuando el cazador se convierte en presa.

En los enfrentamientos que se dan en el mundo animal no siempre el más fuerte tiene las de ganar, como demuestran estas imágenes. 

Después de varias horas al acecho, este grupo de jóvenes leones se dispone a atacar a una manada de búfalos en Botsuana, en el sur de África.


Pero en lugar de huir asustados, los búfalos deciden correr en dirección a los leones, que acaban batiéndose en retirada. 

El fotógrafo que captó la escena, Brendon Cremer, dice que los búfalos no mostraron nada de miedo porque se percataron de que los leones eran jóvenes.


En Tanzania, esta cebra parece estar a punto de convertirse en el almuerzo del león. 


Pero en el último instante decide atacar y consigue derribarlo, para luego huir y salvarse. 


En India, esta osa, fotografiada con sus crías a cuestas, no se da cuenta de que un tigre se está aproximando. 


"Osos y tigres son animales grandes y poderosos que normalmente se evitan, pero la osa tenía a sus crías a cuestas y se sintió amenazada. Por eso se enfrentó al tigre", dice el fotógrafo Aditya Singh, que visita la reserva de tigres de Ranthambhore diariamente. El tigre acabó huyendo. 


La fotógrafa Eli Weiss consiguió capturar el momento exacto en que un ñú escapa de los dientes de un cocodrilo durante una travesía por el río Mara, en dirección a Kenia. El ñú de la imagen fue uno de los pocos afortunados animales que pasaron este río infestado de cocodrilos.